miércoles, 31 de diciembre de 2008

Se va el 2008...

Faltan escasas horas para que acabe el año y sería justo hacer un breve repaso de algunos hechos destacados que han tenido lugar en los últimos 366 días (sí, fue un año bisiesto).

¿Cómo llevar a cabo un recuento de lo ocurrido dentro y fuera de wikipedia? Pues, no es tarea fácil, pero haré lo posible, al menos enfocado desde mi punto de vista personal y de mis vivencias como usuario del proyecto.

Para comenzar, este ha sido el año de los blogs. Seguramente habréis notado que se ha abusado mucho de este recurso, incluso para criticar, desprestigiar, desahogarse o comentar algo. Algunos blogs, debo decir, siguen la línea de siempre, la que han arrastrado desde años anteriores. Casi todos ellos, salvo algunas y remotas excepciones, merecen todo mi respeto.

En lo referente a la enciclopedia, este año me ha visto en el CRC (si es que aún recuerdo el mensaje de Roy como si fuera ayer). Tras una votación en la que salí elegido tercero, me sumé a dicho órgano el 1 de enero. En junio renové mi compromiso, consiguiendo que la comunidad volviera a depositar su confianza en mí como mediador. No obstante, no hemos estado exentos de crítica. Ciertos compañeros, algunos con muchísima razón, otros con menos, y definitivamente el resto sólo por envidia, han criticado nuestra labor. Yo, desde luego, y aunque reconozco que no hemos tenido la mejor de las gestiones, pongo fe, siempre de mi parte, en que he hecho todo lo que estuvo a mi alcance para conseguir que el órgano saliera a flote. Ya me habréis visto discutir en el Café o en la misma página del CRC por defender mi trabajo y lo que pienso. En ese sentido, soy sincero, y he intentado ser imparcial en muchas ocasiones, al punto de que he llegado a discutir con personas cuyas ideas son igual de válidas que las mías. Y creo que lo he comentado anteriormente, en alguna entrada, pero cuando se tuvo que actuar de oficio se hizo y cuando se tuvo que tomar la firme, y nada fácil, decisión de destituir a un bibliotecario - algo sin precedente en wikipedia en español - también se hizo. El 2009 comenzará sin CRC. Veamos, pues, qué tal se dan las cosas...

Ahora, cambiando bruscamente de tema, el 2008 ha tenido otros momentos más y menos agradables. Mi intención, no obstante, es resaltar lo bueno, aquella luz al final del camino, que aunque inmersa en la oscuridad, su destello y su brillar nos incentiva a llegar hasta el fin y enfrentarnos a las adversidades.

Del 2008 destaco los wikiencuentros. Creo que, al menos a nivel de España, se han potenciado bastante, sobre todo en ciudades como Madrid, Barcelona o Valladolid, por solo decir algunos nombres. Personalmente, he tenido la oportunidad de conocer a grandes compañeros, y aún así, estupendos amigos. En junio tuve un anecdótico encuentro con Millars, que fue capaz de trasladarse en coche unos cuantos kilómetros hasta donde yo me encontraba para conocernos. Eso sí tiene mucho mérito. Dos meses después, recorrí nuevamente las calles de Barcelona, así como otros sitios pintorescos de la ciudad condal junto a un guía de excepción: Mutari. Y, más recientemente, en mi paso por Madrid, conocí a tres bibliotecarios con los que, pese a nuestras diferencias, pasé un momento agradable.

El camino es largo, como podréis ver, y seguramente el año próximo nos depare nuevas sorpresas. A nivel "virtual" he potenciado nuevas amistades, he conocido gente fabulosa, y he mantenido - con raras excepciones - los vínculos de siempre con personas que han sido predispuestas a mostrarse receptivas y cercanas.

A nivel profesional, tal vez debo destacar mi primer artículo en catalán, que espero no sea el último. Me he integrado más a la comunidad catalanoparlante, de la que aún tengo mucho que aprender. También, en la misma línea, ocuparon un lugar importante las tres entrevistas que concedí a los medios de prensa. No es menos gratificante el hecho de que el nuevo Ipod cuente con fotos tomadas por mi persona. Como autocrítica, me gustaría recalcar que me hubiera gustado dar más pero el 2008 ha sido un año seco y tan solo he conseguido dos artículos destacados, es decir, menos de la mitad de los que había redactado en 2007 y, sin duda, aún menos que los del 2006. A mi favor diré que estar un año frente al CRC y otras obligaciones personales no me han dejado espacio a más. Pero, si consigo poner ciertas cosas en orden, puede que el 2009 sea un año productivo a nivel editorial en muchos sentidos. Como de productivo fue que consiguiera publicar mi primer libro en formato electrónico e impreso.

Como broche de oro, no puedo obviar dos cosas. La primera ha sido la candidatura de Santiperez. Creo que, independientemente de que los méritos sean suyos, ha sido un placer poder contar con su aprobación para ser el "padrino" junto a, nada más ni nada menos, que a mi estimada compañera, amiga y también "wikiahijada" Yeza. Como segundo escalafón, pero no menos importante, quisiera despedir esta entrada agradeciendo a toda esa gente que se ha preocupado por mí a lo largo de todo el año y que lo sigue haciendo en los mejores y en los peores momentos. Los mensajes de apoyo que recibo y sus ánimos son los que me incentivan a seguir trabajando (les debo unos cuantos correos, lo sé). A todos ellos dedico esta entrada con la que también cierro el primer aniversario del blog.

¡¡Feliz 2009 para todos!!

martes, 2 de diciembre de 2008

La familia y el burro

Había una vez un matrimonio con su hijo de doce años. Juntos decidieron trabajar, viajar y conocer el mundo con su burro.

Al pasar por el primer pueblo, los locales comentaban: "Mira a ese niño maleducado, él arriba del burro y sus padres, ya grandes, llevándolo de las riendas." La mujer mira a su marido y le dice: "Cariño, no permitamos que hablen mal del niño." Así, pues, lo bajan del burro y se sube el padre encima, mientras el hijo y la mujer iban a pie.

Al llegar al segundo pueblo, la gente murmuraba: "¡Mira a ese sinvergüenza, dejando que la pobre criatura y la mujer tiren del burro mientras él va muy cómodo sobre él!" Por consiguiente, padre e hijo deciden subir a la madre al burro y tirar entre los dos de las riendas del animal.

Al cruzar el tercer pueblo, la gente comentaba: "Mira a ese pobre hombre, después de trabajar todo el día, ahora encima tiene que llevar a su mujer. Y mira al niño, ¡qué le espera con esa madre!" Por tanto, los tres tomaron la firme decisión de montarse sobre el burro, para evitar las críticas.

Entonces, al atravesar el cuarto pueblo, la gente se quejaba: "¡Mira a esos tres bestias, montados sobre el pobre burro, le van a destrozar la columna!" Fue así como entonces la familia decidió bajarse del burro y caminar junto a él, en igualdad de condiciones.

Finalmente, al arribar al quinto pueblo, la gente se burlaba: "¡Mira a esos tres que, pudiendo ir montados sobre el burro, caminan a su lado! No se puede ser más tonto."

Conclusión

Hagas lo que hagas, sin importar los medios para conseguirlo, serás criticado. Nunca conformarás a todos, por lo que no te esfuerces. Vive la vida como si nada y no le des más importancia a las criticas de la que realmente tienen. Nadie puede vivir por ti ni ser juez para decirte cómo hacer tu trabajo.

*Actualización: Por cierto, ya se ha abierto el plazo para que los masoquistas valientes voluntarios se postulen al que sería - siempre que no lo revoquen - el quinto CRC. De momento hay poco movimiento, aunque eso sí, aún faltan dos semanas para que expire el plazo de presentación de candidaturas. A todo esto, me pregunto una cosa: ¿todos los bloggeros, foreros, cafeteros y comentaristas de turno que están en contra del funcionamiento del CRC - o de la gestión de sus miembros - tendrán realmente lo que se necesita para presentarse en pro del cambio y permitirnos verlos en acción? Será interesante ver cuántas personas son capaces de asumir la responsabilidad que eso conlleva. De momento, veo muy poca gente dispuesta. Ojalá me equivoque. ¿O no?

domingo, 23 de noviembre de 2008

Miniwikiencuentro en Madrid

El pasado martes 18 de noviembre, un motivo académico me movió a la ciudad de Madrid, capital de España. Así que, partiendo desde el aeropuerto Prat de Barcelona, pasado el mediodía, llegué a Barajas cerca de las 2 pm. Una vez allí, me trasladé en metro hasta Nuevos Ministerios, donde me aguardaban Bucephala y Raystorm.

Del emotivo encuentro con estas dos colegas bibliotecarias solo puedo decir que, para variar, tuvo su toque de suspense. Y es que, una vez en Paseo de la Castellana, me resultó cuanto menos complicado moverme sin dar un paso en falso ante la grandeza de la avenida y la multitud. Pero bueno, tras minutos de desencuentro, nos conocimos bajo un puente y pusimos rumbo a la estación de metro para de ahí ir a un fast food de la Gran Vía y almorzar, ya sobre las 4 pm.
Con Bucephala.

Temas de discusión

Raystorm y yo, Gus, en Madrid.
Se preguntarán qué hicimos, de qué hablamos, o, mejor aún, sobre "quien" cotilleamos. Pues, guardando para mí datos que son relevantes a nuestra charla, uno de los temas principales fue wikipedia, sus rencillas internas y, en menor medida, aquel incidente del blog de Raystorm que muchos de ustedes recordarán de meses atrás. No fue menos importante el tema del CRC y su posible supresión. Tampoco es de despreciar un sinfín de temas que nos unen, tanto por nuestra edad como por el tiempo en el que vivimos. "Somos", por así decirlo, "los jóvenes", y siempre que este término adquiera connotaciones de ingenuidad o inexperiencia, como muchas veces ha ocurrido en diversos ámbitos de discusión "on-wiki", debe ser erradicado pues, en última instancia, no es más que un estereotipo. Recuerdo que con Ray y Bea comentábamos que "la edad no hace a la madurez".

Guía por la zona y sesión de fotos

Una de las anécdotas en el restaurante fue que los tres llevábamos nuestras respectivas cámaras fotográficas, y que, en intervalos de dos en dos, uno a uno, nos íbamos haciendo tomas el uno con el otro. Parecíamos, siendo sinceros, una panda de friquis (Lol).

Tras el almuerzo, donde por cierto, como puede verse aquí, tuvimos un festín bastante completo, nos fuimos a recorrer un rato la Gran Vía y alrededores. A falta de tiempo no hubo café pero sí postre, al menos para Ray y para mí que, en una especie de "guerra" de tortitas calientes que Bea presenció, creo yo que con asombro, comimos hasta hartarnos. Es de recalcar, como puede verse en la galería de imágenes, que Raystorm abusó de la salsa de chocolate y no pudo acabar la porción (Lol). De hecho, le aventajé en media tortita (Lol).

Pasando a las fotos, pues, tanto Bea como Ray me guiaron por la zona, me dieron orientaciones para coger el metro e ir a la ciudad universitaria, y mantuvimos un charla camino arriba. Tiempo más tarde Ray se despidió porque tenía que ir a clase, con motivo de su máster, y Bea y yo seguimos dando vueltas, pasando por Plaza Mayor, hasta llegar a Príncipe Pío y darnos el adiós. Debo dejar constancia de que de no haber sido por ella me hubiera resultado bastante complicado llegar a destino, en una callecita a unos 400 metros de Paseo de la Florida. [Para más datos visuales, por favor dirigirse a este enlace].

Encuentro del viernes 21
Llegado el viernes, aprovechando un descanso de dos horas que tuve de 2 a 4 de la tarde, concreté un almuerzo con Ecemaml allá por Avda. América. El (des)encuentro fue incluso peor, dado que a efectos de mala comunicación entre los dos, di vueltas y vueltas por la zona hasta que nos cruzamos en una esquina por María Moliner. De ahí, sin pausa pero sin prisa, fuimos a un VIPS que se situaba a escasos metros del lugar y ordenamos una comida rápida y sin mayor elaboración. Es de notar que le estoy agradecido de que me haya invitado.

Dentro del relativamente escaso margen de tiempo del que ambos disponíamos - alrededor de una hora - hablamos de wikipedia, del CRC y de la vida misma. Me enseñó fotos de su hija pequeña, que, por cierto, es muy guapa. De aquí nos desplazamos a la calle Serrano, sitio donde tenía lugar la tercera jornada del coloquio internacional sobre Julio César al que asistí, y nos despedimos en un apretón de manos.

Desde aquí expreso mi gratitud por la amable recepción que tuve en Madrid, de parte de todos y cada uno de ellos.

Vueltas y recorridos
A continuación presento un esquema bastante escueto de los sitios donde más o menos puse la mirada durante mi estancia de cuatro días.

  • Aeropuerto Madrid - Barajas. De allí, en el metro de la T4 hasta Nuevos Ministerios.
  • De Nuevos Ministerios, por Paseo de la Castellana, bajamos de nuevo a la estación de metro para llegar a la zona céntrica, en Gran Vía. Plaza España.
  • Recorrido por Gran Vía, Plaza Mayor, y zonas aledañas.
  • De Príncipe Pío a la Ciudad universitaria, a través del Paseo de la Florida, avda. de Valladolid y el cruce del Puente de los Franceses. UNED. Moncloa.
  • Paseo de Velázquez, Ppe. de Vergara, calle Serrano, Ministerio de Educación y Ciencia, residencia de estudiantes y Fundación Pastor de Estudios Clásicos.
  • Exteriores de Madrid y aeropuerto de Barajas. Vuelta a Girona y de ahí, en autobús, a Andorra.
De más está decir que siento no haber podido tener más tiempo para recorrer la ciudad. Apenas puedo decir que tuve el privilegio de conocer la cuarta parte - o menos - y gracias, en gran medida, a los guías de calidad que me acompañaron durante un tramo de mi trayecto.


miércoles, 5 de noviembre de 2008

El reto de Obama

Hoy nos ha tocado presenciar un momento histórico, de esos que los chavales dentro de unos años leerán como "un tema" más, y seguramente se aburrirán. Pero, con las cartas sobre la mesa, me alegro mucho por esta gran sorpresa. Obama ha conseguido lo que ni con Luther King fue posible. Esperemos que el KKK le deje terminar el mandato y se mantenga al margen.

Siempre he sido compañero de los cambios y si son buenos, mejor. Con Obama no solo se da comienzo a una nueva Era, sino que se pone fin a un triste período de nuestra historia gobernado por Bush y que, según los académicos más experimentados en la materia, ha sido el peor. Entonces, a raíz de esto, me pregunto: ¿Podrá ser peor el remedio que la enfermedad?

Obama lo tenía todo para ganar: carisma, juventud, sinceridad y la novedad que representaba el color de su piel. Si a esto le sumamos que es del partido opositor, el de Clinton, entonces la candidatura estaba tirada. Como americano, como amante de la diversidad, y como una persona que condena la gestión de los republicanos en general y de Bush en particular, me siento conmovido y al mismo tiempo esperanzado de que llegue el "cambio" que todos deseamos.

Sin duda, a este nuevo presidente electo, que asumirá el cargo en enero del año que viene, le espera un reto muy grande. Primero, habrá de demostrar que es mejor que Bush (algo no muy difícil, por cierto); segundo, que un afroamericano es tan capaz o mejor que cualquiera (si a los blancos se les exige más, lamentablemente aún en día a los negros se les pide el doble); y tercero, y último desafío, es abrirse al mundo y hacer frente a la crisis mundial, en gran medida ocasionada por la pésima administración de su predecesor. ¡Menos dinero para la guerra y más para la gente! ¿Por qué invertir en indumentaria bélica cuando se pueden construir hospitales, colegios, centros de refugio o ayudar a comprar medicamentos y apalear el hambre en países pobres?

Espero no equivocarme. El destino nos lo hará saber, pero yo, desde luego, deposito - eso sí, con cierto recelo - mi confianza en este nuevo y primer African-American president.

En wikipedia

Tres largos meses nos quedan por delante para que asuma Barack Obama. Seguramente, por este motivo, y para los ansiosos, tendremos que mantener la página protegida para evitar esas incómodas guerras de ediciones (amén de algún vandalismo) que ya lo sitúan como presidente en funciones...

lunes, 3 de noviembre de 2008

Plaga de champis

Por acuñar un término de unos amigos y colegas bibliotecarios, dedico esta entrada a todos ellos (que muy bien saben quienes son) y aprovecho para comentar los vandalismos más graciosos de los últimos catorce días. Por supuesto, a estas alturas nadie se sorprende pero yo, desde luego, no puedo dejar de comentar sobre estos incidentes poco afortunados. Aquí vamos:

El primero, en el ránking de los vandalismos que me ha tocado presenciar, es también el más reciente. Un usuario, tal vez usuaria, vandaliza mi página porque yo, educadamente, le había dejado dos avisos con anterioridad en su discusión: uno hacía referencia a un posible acto de vandalismo y el otro a los derechos de autor. Por lo que parece, no fue de su agrado y comenzó a dejar amenazas y mensajes poco afortunados que le han valido tres días de bloqueo. Encima de todo, hoy pide su desbloqueo arguyendo que se ha actuado de forma injusta, acusándole de algo que no hizo. Pero, a las pruebas me remito con el enlace que he puesto más arriba y que considero loable. Ahí quedan reflejadas sus lindezas...

En segunda posición, un usuario al que su seudónimo bien define, Renkor, ya expulsado por cierto, me envió este mensaje donde me faltaba el respeto. Encima lo hizo en una página de discusión archivada, así que no pude más que revertir sus ediciones y, aún así, fui a su discusión a dejarle una advertencia que tampoco tomó a bien y salió con el rollo de que me iba a meter una paliza, de que qué me creía yo, etcétera. Claro, ahí salió el tema de que era policía, algo que, tras mirar en un foro, resultó ser mentira. ¡Ay, estos chavales de hoy! Ni falta hace que diga que todo esto vino a cuento de que le borré un artículo no enciclopédico que, además, enlazaba a su foro.

En tercer lugar, encabezando nuestro top five, tenemos a un usuario con mucha Reputación (curiosamente, títere de un usuario expulsado por mí, llamado Putación). Viene a mi discusión, ya reencarnado, y me llama "Gran César" y que tengo "actitud de sabio de la Torá" (¡qué majo!); ya no entraré en que alguien que escribe "gente" con "j" (jente) goza de mucha educación. Debo ser diferente de las demás personas, entonces, porque integro a la "jente". Ala, si es un halago y todo...

Bueno, la dviersión se le acabó cuando Roy le dio un bloqueo indefinido. Ah, no, esperad, luego vino como Boloñesa y blanqueó mi página. Como resultado, hubo que proteger mi discusión.

En cuarto lugar, un usuario con un nick claramente promocional, Hotelesglobales, creó una página, también a modo de promoción, de la cadena hotelera para la que trabaja, según él, bajo el pretexto de que le pagarían por introducir esa información en wikipedia. Explicado el problema, y otorgada la posible solución, el usuario se creó un títere para volver a crear el artículo, por tercera vez, y fue expulsado. Como resultado, me ha dicho lo que os imaginaréis. Sí, que he tomado medidas molestas y que soy una persona demasiado orgullosa.

Por último, tenemos a un usuario llamado Bibliotecaris?nogracies (el catalán para "¿bibliotecarios? no, gracias"). Lucien, Sancho y yo le explicamos que violaba WP:NU y que fomentaba el mal ambiente pero él (o ella) se rehusó a cambiar el nombre porque "[está] en un país libre y pienso como me plazca". Bueno, se intentó insistir, de buena manera, pero no hubo caso. Al llevar el tema al Tablón, Netito le aplicó una expulsión que el usuario es libre de reclamar como impropia si cambia el nombre (algo que, pasados los días, no ha hecho). Lo que decía sobre los bibliotecarios era, entre otras cosas, lo que expone en este enlace: "dictadores", "personas que ponen restricciones"; vamos, lo mismo de siempre.

martes, 14 de octubre de 2008

Las diferentes caras de la mentira

La mentira es, según la wikipedia, "una declaración realizada por alguien que cree o sospecha que es falsa o parcial, esperando que los oyentes le crean, ocultando siempre la realidad en forma parcial o total." ¿Ambiguo, verdad? Sin embargo, ¿quién determina lo que es la mentira? ¿Es necesariamente el opuesto o la negación de la verdad o simplemente una versión sesgada de la misma? Lo que es verdadero para mí puede no serlo para ti. Veamos tan solo algunos tipos de mentira:

  1. Para ocultar la verdad: la persona es consciente de que no decir la verdad no implica necesariamente recurrir a la mentira. Por ejemplo, fulano cree que es conveniente que mengano no se entere de un hecho desagradable y, por lo tanto, reviste el incidente de forma decorosa arguyendo: "Creo, no estoy seguro...podría ser pero...tal vez, quizás exista la remota posibilidad de que te estén metiendo los cuernos pero, por otro lado, no hay pruebas. ¿Verdad?" Ir directamente al grano podría resultar doloroso y frío para la persona objeto de engaño si lo que procuramos es que no se vea afectada su moral.
  2. Negar una verdad: el sujeto tiene certeza de que algo es verdadero pero, como no le conviene que lo sea, lo niega y se lo cree o, lo que es peor, hace cómplices a otros de su propia convicción. Un caso sería el de un paciente que, consciente de su enfermedad o de su problema, hace oídos sordos y sigue como si nada, haciendo partícipes a las personas que le rodean de su propia mentira. Así se vive más feliz. Lo que me recuerda a una enseñanza de Voltaire sobre la ignorancia como opuesta a la sabiduría. El sabio, consciente del peligro, sufre más que el ignorante. Lo peor de todo es cuando uno está al tanto de su propia ignorancia y le da igual.
  3. El tercer estado, más grave, de la mentira sería inventar una realidad paralela donde nos creamos una vida conforme a como nos gustaría que fuera. Suele ocurrir con los reprimidos que, descontentos con su entorno y no conformes con ello, buscan inventarse metas o cualidades que nunca alcanzaron para ser el centro de atención. Son personas que por lo general sufren depresión y no tienen muchas aspiraciones en la vida. Ahora mismo me viene a la mente el caso de aquella mujer española en las Torres Gemelas de Nueva York, una tal Tania, que menuda obra de teatro montó para hacerle creer a todo el planeta que había estado entre las pocas supervivientes de la masacre. ¡Hay que ser caradura! La ciencia lo califica como una enfermedad mental que recibe el nombre de mitomanía. La persona se cree sus propias mentiras y tiene el arte de ser buen actor y hacer que los demás se las crean. Muy bueno para dedicarse al teatro pero para lo que es el resto...paso. ¿A quién no le viene a la cabeza el nombre de un reconocido vándalo que cada dos por tres se busca identidades falsas y siempre le pillan? Pero, como para todo, hay que tener arte. A quien no se le da bien mentir, no se le da y punto. Es el caso de Drinitol. Ahora viene eso de que los niños son sinceros y no mienten...
  4. Por último, viene la mentira piadosa o la mentira blanca. Se suele dar entre gente que se tiene mucho aprecio y respeto. Se sabe que decir la verdad no siempre es lo más aconsejable y nos excusamos en que "mentir no siempre es malo". ¡Qué le den a quienes dicen que hay que decir la verdad por más dura que sea! Tenemos el caso, por ejemplo, de la mujer que le pide consejo al marido y le pregunta si la ve bonita y él, seguro de que ofendería muchísimo a su señora de decir lo contrario, sugiere: "Amor, estás cada día más linda, mejor incluso que cuando nos casamos". Claro, tendrás veinte o treinta años más, estarás con arrugas o te colgará todo pero te quiero igual. Aunque muy en mi interior te cambiaría por dos de veinte solo por una noche. ¿No te jode? Aquí el romanticismo es sinónimo de mentira. Por algo dicen que el amor es ciego, ¿no? ¿O será que vivimos en una sociedad superficial?
Razón tienen aquellos en sostener que "mentir es un arte", algo que, por desgracia, está cada vez más al alcance de muchos y más lejos de unos pocos. ¡Que arroje una piedra quien no ha mentido nunca!

Un malentendido...

Primero que nada, quisiera inaugurar esta entrada agradeciendo a todas aquellas personas que, conociéndome como he podido comprobar que me conocen, nunca jamás han dudado de mi persona. A propósito, sería injusto omitir que durante el momento de mayor tensión tuve el apoyo, pero sobre todo el consejo, de Jimbo Wales. Realmente, sin el soporte de esas personas no hubiera podido sobrellevar el tener que cargar con acusaciones como las que esgrimía la bibliotecaria Raystorm hace cuestión de algo más de un mes en su blog personal. Allí se insinuaba, entre otras cosas, que le había enviado un correo electrónico con chantajes, algo que al parecer también interpretó como un posible acoso.

Ahora bien, un mes ha tenido que pasar para que pudiéramos poner fin al desagradable incidente que desencadenó una serie de guerras en las que se llegó a pedir desde su dimisión hasta su expulsión, pasando, obviamente, por un bloqueo y la retirada del enlace a su blog. No obstante, y pese a los lamentables hechos acaecidos en el TAB y en otras secciones de wikipedia, Raystorm y yo hemos conseguido solventar el problema y resolver nuestras diferencias. Así, y como bien reconoce ella en su blog, mantuvimos una charla privada que se extendió hasta alcanzar las cuatro de la madrugada. Allí dejamos de lado los rencores y optamos por ser abiertos el uno con el otro, es decir, de escucharnos. Ella me dejó en claro su postura y que en ningún momento me había querido insultar ni llamar "chantajista". Resuelto el problema, concluimos que, quizás porque ni yo me expresé bien en su momento ni ella estuvo a lo mejor lo bastante receptiva, se creó un malentendido que fue de lo más incómodo para los dos.

En suma, tratamos el tema como gente adulta y sensata. Y sí, me atrevo a decir que llegamos al "buenrollismo" e incluso, como ella insinúa, tuvimos nuestro momento after midnight, que no es nada que no hayamos platicado antes como amigos. Quien sabe, puede que hasta nos lleguemos a conocer algún día y nos sentemos a tomar una cerveza y nos riamos de esta curiosa anécdota que nos mantuvo en jaque. En el futuro procuraremos ser más abiertos y discutir sobre nuestras inquietudes en el lugar apropiado para ello. Desde luego tengo la convicción de que ambos hemos conseguido algo más que solucionar este dilema. Hemos aprendido a ser más condescendientes con el compañero y ése es un punto clave para el entendimiento y para que el clima de compañerismo perdure allá donde exista gente dispuesta a sentarse y hablar.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

22

Bueno, hoy mi página de usuario porta un flamante número 22 (veintidós) en fondo celeste, precisamente para recordarme que me voy haciendo mayor. Y es que nadie está exento al tramo efímero de la vida. En mi caso, llegar a los veintidós años es especial porque es la edad que tenían mis padres cuando me trajeron al mundo. A todo esto, la pregunta que siempre me he hecho es: ¿por qué festejamos esta ocasión? ¿Hacerse mayor es acaso un motivo de celebración? La mayoría de las personas que llegan a cierta edad sin problemas de salud se llaman contentas. Sin embargo, tú vas y les preguntas y muchos de ellos te responden: ¡Ojalá tuviera tu edad, chaval! Otros incluso van más lejos y agregan: Si tuviera tu edad, cambiaría muchas cosas...

Tal vez es el momento de plantearse algunos cambios y preguntarse si realmente uno se encuentra en una etapa de su vida en la que puede proponerse metas. Pero en fin, mi reflexión es que la sabiduría no siempre se obtiene con los años. Vas por la calle y te encuentras a personas con 40 o 50 años que tienen menos filosofía de vida que uno de 20 - y no exagero -. Pero, como en todo, depende exclusivamente de las vivencias personales de cada ser humano. ¿Alguien sabrá más del planeta si en toda su vida no ha viajado más allá de su pueblo? Yo puedo decir que, a mis veintidós años, he conocido la miseria, la pobreza, el perder la vista y recuperarla, haber estado al borde de la muerte por intoxicación farmacéutica, haber sobrellevado algunas operaciones que te dejan marcado y, como broche de oro, haber rehecho mi vida en otro continente y hemisferio, a más de 14.000 kilómetros de donde he nacido, dejando todo atrás con la esperanza de ir a por más.

Pero no, pese a todo esto no soy pesimista, al contrario, me siento afortunado de poder contarlo y de disponer de buena salud. También podría decir que no estoy arrepentido de los pasos que he dado ni de la gente a la que he conocido y me queda por conocer. De todo he aprendido mucho y me he ido enriqueciendo. Tener la oportunidad de estar inmerso en otra cultura y ampliar mi lenguaje y compartir mis inquietudes con la gente, me llena de orgullo y felicidad. De este año rescato momentos inigualables a nivel profesional, ya que me he insertado en el mundo laboral. Respecto a wikipedia, pese a los altibajos y a las discusiones obsoletas, me siento muy estimado y apoyado por la comunidad y, en especial, por la gente con la que mantengo una relación de amistad/compañerismo virtual (y ni tanto, porque en wikiencuentros he conocido algunas caras y las que quedan...).

Actualmente tengo deseos, inquietudes y cosas que desearía cambiar pero, en general, estoy agradecido a la vida por las oportunidades que he tenido, de las que creo haber sacado partido. Mi único deseo este año es que un familiar cercano cuyo estado es reservado, y a quien estimo como a nadie en el mundo, se recupere pronto de su agonía. Por este motivo me he visto temporalmente distanciado de la wikipedia, pero, en cualquier caso, quisiera enviar un profundo agradecimiento a todas las personas que día a día me preguntan por su salud y me arriman su hombro. Sin ello reconozco que no sería tan fácil sobrellevar este asunto. Pero bueno, los deseos se piden al soplar las velitas. Quien dice que por una vez no se cumplan...

Saludos a todos y hasta la siguiente entrada.

sábado, 20 de septiembre de 2008

D.H. Lawrence y mi undécima estrella



Cinco meses han transcurrido desde que propuse mi último article de qualitat en la viquipèdia catalana. En ese entonces aún estaba en fase experimental. Ahora, y gracias al apoyo de gente como Petronas y Yeza, tengo el agrado de haber conseguido redactar mi undécimo artículo destacado (el décimo en la wikipedia en español).

Un artículo al que, como muchos otros, he dedicado mi tiempo y esfuerzo. Y es que tras una larga racha de sequía por diversos motivos (salud, agotamiento, labores "cerreceras", tareas administrativas, etc.), este artículo llega en un buen momento, nunca mejor dicho. D. H. Lawrence, como así se llama el autor biografiado, fue un destacado escritor inglés del siglo XX, que sufrió las persecuciones y la censura de su gobierno durante la Primera Guerra Mundial y que, por tanto, se vio forzado al exilio involuntario en los rincones más recónditos del planeta. Desde allí nos deleita con muchas de sus historias más interesantes y fogosas. Un escritor para el que no existían tabúes, Lawrence no sólo habló de sexo, erotismo y homosexualidad sino que, además, criticó mordazmente la sociedad de su tiempo, que aún sufría los efectos de las reminiscencias victorianas. De sus obras destacaría Hijos y amantes y El amante de Lady Chatterley, aunque existe una serie de poemas tan profundos como el resto de su producción literaria. Por no hablar de sus pinturas, todas ellas al desnudo, algo que, como podréis imaginar, le valió la censura durante muchas décadas.

Y he aquí mi pequeño homenaje a un escritor que merece todo mi respeto. Un hombre que sufrió los efectos de la censura, la opresión y la injusticia. Una persona humilde con un talento artístico proporcional a su deseo de expresar lo que sentía sin barreras. Lamentablemente, D. H. Lawrence dejó esta vida a temprana edad y no pudo apreciar el fruto de su trabajo. Con este artículo he querido intentar transmitir parte de su esencia, tomando como punto de partida la opinión de la crítica más variopinta (feministas, LGBT, crítica clásica, etc).

Es, ante todo, un artículo que quería compartir con vosotros. Siempre he sido partidario de reconocer el trabajo de personas que lucharon en la vida por lo que creían justo. Frederick Douglass, mi primer artículo destacado, allá por agosto de 2006, hablaba precisamente de un afroamericano que acudió a la cultura como método de escape a la esclavitud a la que se encontraba sometido. En este sentido, William Lloyd Garrison también fue fiel defensor de los derechos humanos, y a él también debía un pequeño tributo. Y qué decir de los grandes de la literatura, como William Shakespeare o Jane Austen, que con tan solo el hecho de poder escribir sobre ellos disfruté como nunca había antes.

Y, para terminar, no sería justo dejar afuera a toda aquella gente que confió en los artículos, que tuvo la amabilidad de leerlos y opinar sobre ellos. A todos, expreso mi más profundo agradecimiento, así como a las personas que han colaborado conmigo en su redacción, ya sea de forma activa o para ofrecer mejoras. Y, porqué no, también a todos los lectores y contribuyentes, los únicos "propietarios" del trabajo.

Cuarto CRC: los primeros y ¿los últimos?

Hechos puntuales de este (cuarto) CRC:
  1. El primero en actuar de oficio y en "osar" cancelar un proceso de desbibliotecarización "ilegal", es decir, no amparado por ninguna política. Excepciones a esta regla son las defensas que se hacen de WP:IN y WP:USC.
  2. El primero en enfrentarse a un caso complejo de desbibliotecarización. Por consiguiente, también ha sido el primero en retirarle el flag a un bibliotecario: C'est moi.
  3. El primero en el que los conflictos iniciales y las diferencias entre sus miembros trascendieron las barreras de lo interno y confidencial, para alcanzar a la comunidad (conflicto Taichi vs. Bucephala/Yo).
  4. El primero en el que uno de sus candidatos más votados renuncia antes de llegar al "cargo" y se dedica a polemizar sobre lo que pudo ser y no fue. El primero en el que uno de sus nueve miembros electos renuncia con menos de un mes de vigencia. El primero en el que se pretendía hacer entrar, a la fuerza (WP:IN), a un usuario que en ese preciso momento había perdido la casi total confianza de la comunidad.
  5. Y, el primero en soportar tanto reproche, crítica y presión de medios exteriores e interiores al proyecto.
  6. Somos los primeros: ¿seremos también los últimos?

Mundo de fantasía según quien lo escriba

Hoy en día, por lo que he podido comprobar, si no atacas a alguien o te pones en plan de "líder moral" no recibes audiencia. Una verdadera pena porque una historia sin argumento y sin adaptar a lo que el público espera leer es un fracaso de antemano. ¡Lo que queremos es asegurarnos el best seller, leñe!

A continuación esgrimo una serie de características parar ¿asegurar? una historia exitosa:

  • Como la vida real suele ser aburrida, está claro que la trama o el tenor del argumento han de poseer cualidades fantásticas. ¿Verdad que a nadie le atrae leer sobre los quehaceres, por ejemplo, de ocho individuos que editan en una enciclopedia y buscan resolver conflictos? ¿Qué tienen de especial sus vidas ordinarias como para captar el ojo del público? Pues, na-da. De modo que si queremos llamar la atención de los lectores, mejor que nos inventemos un mundo alternativo donde existe el corporativismo, la conspiración y el abuso. Con estos ingredientes ya tenemos para empezar. ¡Qué historia nos aguarda, Dios!
  • ¿Qué sería del relato sin un héroe/heroína y un villano? Y bueno, a partir de aquí todo dependerá de la imaginación de cada autor. Hay para quienes los malvados se esconden tras las siglas CRC y apalean a pobres inocentes que vulneran las políticas de wiskipedia. ¡Pobrecitos! Sin embargo, existen otras teorías sobre "el bien y el mal absoluto" donde el que se erige en plan de líder moral resulta ser el agresor, mientras que sus enemigos pasan a ser las víctimas.
  • Toda historia que aspire a la fama ha de tener su troll y su víctima. Sí, el primero es el que va metiendo cizaña y haciéndose eco de las pruebas que hay por aquí y por allá. El segundo es el pobre ser humano que ha sido injustamente martirizado y perseguido por los malvados justicieros/ajusticiados. Y ahora, ¿quién podrá defenderme? [Y no, no es precisamente el Chapulín Colorado].
  • Es el momento en el que se ponen las cartas sobre la mesa y se suelta el caballo de Troya. Cuando el terreno ha ardido lo suficiente y sólo quedan las cenizas, llega el turno en el que todo crítico ha de presentar su concepción sobre los personajes de la obra. Y aquí el panorama es tan rico y variado conforme haya humanos que lo sustenten en el planeta.
  • Para algunos, el villano no es tan malo ni la heroína es tan buena. Así, por ejemplo, tenemos un análisis de lo más variopinto sobre el personaje, que algunos resumen como: "adolescente inofensivo y terriblemente ingenuo, carente de malicia y muy emotivo". Gracias por la defensa al "presunto joven conspirador", aunque quisiera hacer un par de observaciones: 1) No soy ningún adolescente (el miércoles que viene cumplo 22 años, no os olvidéis de felicitarme); 2) tampoco soy "terriblemente ingenuo" y cuando tengo que intervenir o defenderme lo hago sin que me tiemble el dedo {{sinreferencias}}. 3) Respecto a si carezco de "malicia", ya dependerá de quien lo mire. Por ahí hay quien discrepa. Una pista: "Ni soy tan bueno como me pintan algunos, ni tan malo como me presentan otros". 4) ¿Que soy emotivo? Sí, es verdad, no lo niego.
  • Para la crítica fantástica, Gus es en realidad un "sujeto atraído por el poder, un capo de la mafia del "todopoderoso" CRC corporativista" que hace desaparecer a quien no le gusta demasiado. ¡Temblad vándalos!
  • Ah, y para acabar, no os olvidéis de quedaros con la versión que más os guste. He sido tan retratado en los blogs últimamente, que parezco estar en uno de esos programas del corazón (farándula, chisme, "gossip" o como se llamen). Yo prefiero quedarme con mi versión; la que yo conozco, mantengo y defiendo. ¿Acaso alguien me conoce mejor que yo mismo?
Ni falta hace que diga que cualquier comentario sobre mi persona, ya sea positivo o negativo, sin mi expresa autorización y/o visto bueno no reflejan en absoluto mi forma de ser, sentir o pensar. Desde aquí hago un llamamiento a que en un futuro se eviten estas prácticas, este afán de etiquetar y menospreciar o sobrevalorar al prójimo. Si estáis aburridos, depresivos o tenéis un mal día, apagad el ordenador y salid al parque a respirar aire puro [consejo de una estimada amiga]. Redactar artículos tampoco es una mala idea para descargar energías. También recomiendo combatir a diario el vandalismo, usar los botones de bibliotecario (¡que para algo están!), dejar de mirar la paja en el ojo ajeno y ver la viga en el propio. ¿Realmente lo que se busca en wikipedia es un proyecto colaborativo o una guerra de héroes morales y villanos codiciosos?

domingo, 24 de agosto de 2008

Uruguay en "català"

La viquipèdia que, para quienes no lo sepan, es la versión en catalán de la wikipedia, ya tiene más de 210 artículos nuevos, creados desde cero, sobre Uruguay. Me complace deciros a todos que el trabajo arduo que he hecho en casi dos años finalmente me está dando satisfacciones. Veréis, no es que haya muchos catalanoparlantes interesados en Uruguay - ni en Sudamérica - y tampoco sobran - de hecho somos tres - los editores latinoamericanos en cawiki. Sí, aunque puedo equivocarme, sólo hay un argentino residente en la Comunidad Valenciana, Ferbr1, y un italo-brasileño residente, si menos recuerdo, en Irlanda, aunque muy interesado por la cultura catalana. A mi hermana no la cuento porque, aunque está registrada, edita menos que un muerto. Listo, ahí se acaba la lista de americanos contribuyentes en la versión catalana.

Con este panorama os imaginaréis que existe un desequilibrio abismal entre artículos relacionados a Cataluña o a territorios con predominio catalán y los que se vinculan a otras partes del mundo, América incluida. Algo parecido ocurre, curiosamente, en la versión en español, donde los países con escasos contribuyentes - Bolivia, Paraguay, Cuba, República Dominicana y Centroamérica en general - son también los que se encuentran más incompletos desde el punto de vista informativo y enciclopédico. Ahora imaginad si reducimos la cantidad a los que realmente conocen la lengua catalana o tienen facilidad para escribirla o hablarla...

Lo mío fue una cuestión de "lanzarse al agua". Sí, cuando llevaba varios meses en wikipedia, sentí que eswiki me agobiaba, conocí a gente maravillosa en cawiki, me animaron a editar para aprender el idioma del sitio donde vivo y me atrajo tanto la idea que poco a poco me fui metiendo más a redactar y a crear artículos relacionados a mi área de interés y conocimiento. De un país del que no se sabía nada, y era tan solo un esbozo, se consiguió un article de qualitat (como nuestros "artículos destacados"), se crearon todos - o casi todos - los artículos relacionados a departamentos, pueblos, ciudades, banderas, políticos, uruguayos en general, etcétera, hasta alcanzar, a la fecha, más de 210 nuevas entradas. Todo un éxito que se fue tejiendo con tiempo y paciencia, a medida que me iba familiarizando con la lengua y la enciclopedia. Hoy por hoy, hay mucho más de Uruguay en cawiki que sobre cualquier otro país latinoamericano y, me aventuraría a decir, que de cualquier otro, exceptuando a España y los europeos. Todo esto sin olvidar que Uruguay es, de momento, y desde hace cuatro meses, el único artículo destacado sobre un país soberano en esa versión.

Queda mucho por hacer, sin duda, pero cuando me aburro y me agobio, me retiro a cawiki para editar artículos y así de paso practico más el idioma - que ya lo puedo escribir sin mucha dificultad - y aprendo más sobre mi país de origen, y por qué no, sobre Cataluña en general, y sobre los territorios de habla catalana, en particular. Es lo que llamo un "proceso de integración", por el que me siento satisfecho y voy progresando. Incluso llegué a crear, a modo de imitación de la wikipedia en inglés, una categoría específica sobre personalidades, titulada "Uruguaians d'ascendència catalana". Sorprendentemente hay más de 30 y los que quedan...

En otro espacio virtual me dedicaré a realizar un proyecto de investigación sobre nexos uruguayo-catalanes, más rico de lo que yo pensaba, y desconocido para la mayoría. Una materia apasionante de la que aún hay mucho por estudiar.

Moltes gràcies per llegir aquesta entrada i fins a l'altra!

lunes, 18 de agosto de 2008

130 aniversario de Parva Domus


Es cierto que en el mundo existen cientos de hechos curiosos. Cuando uno cree que la ciencia lo sabe todo y que lo que no se encuentre en un libro no existe, se da cuenta de lo equivocado que estaba ni bien se cruza con lo peculiar. Y sí, este es el caso de la "República" de Parva Domus, una pequeña asociación cultural fundada en 1878 en Montevideo (Uruguay) por un selecto grupo de amigos pescadores.

Esta particular "nación", que este 25 de agosto cumple 130 años de su "independencia" respecto a ¿España?, tiene su sede en Punta Carretas, uno de los barrios más caros de Montevideo. Pese a lo que muchos piensan, la muerte de sus fundadores no supuso ni mucho menos que dejara de existir como asociación. Su breve historia se resume en que un buen día, un grupo de pescadores que trasladaban su indumentaria a orillas de un río local, deciden comprar una vieja mansión donde poner sus cosas y así evitar tener que cargar con ellas todas las mañanas por la ciudad. De este modo, uno de ellos, entendido en latín, recita la frase "Parva Domus, Magna Quies" ("Casa pequeña, Gran reposo").

Uno de los principios que rigen a esta nación no soberana es que todo aquel que desee pertenecer a ella, debe "ser feliz y dejar atrás sus problemas". Además de esta consigna, los parvenses tienen su propia Constitución, sus propias leyes, sus costumbres y su código. Pero, aunque a simple vista parezca una perfecta utopía, la "República" cuenta con una calle que lleva su nombre, tiene un himno nacional y reclama una salida al mar a Uruguay, el país que le acoge. Sin ir más lejos, Parva Domus, cuya independencia coincide con la uruguaya, envió a su presidente y a su primer ministro a dialogar con los cancilleres de Argentina y Uruguay durante el conflicto binacional por las plantas de celulosa.

Parva, que siempre ha celebrado sus fechas "patrias" en mayo, es reconocida también por otras muchas cosas, no todas ellas gloriosas. Uno de los artículos de su añeja Constitución "prohíbe la entrada a las mujeres, a los animales y a otros seres inferiores", con lo cual es una declarada nación machista y "excluyente" que actualmente no llega a tener más de 200 seguidores, la mayoría de los cuales son políticos o personajes ilustres de gran prestigio o alta alcurnia. Paradójicamente, entre otras prohibiciones está el hablar sobre política o religión y el presidente parvense es quien tiene la potestad absoluta sobre sus "compatriotas".

En la actualidad, la "República" parvense celebra sus festividades muy afines a las locales, pero restringidas a un grupo selecto de personas que pueden disfrutar de musicales, bailes, cenas, hípica, golf y pesca. Es, sin duda, un ejemplo de nacionalismo tradicional aristocrático. ¿Obtendrá algún día su soberanía? Lo cierto es que los parvenses, que en su mayoría tienen nacionalidad uruguaya, se sienten "libres" y se consideran así mismos como una sociedad apartada de Uruguay, del que no necesitan su independencia para manifestarse como lo que en realidad son, un sector social culto, privilegiado y comunitario. En 2003, la "República Parvense" sacó tres monedas de oro, plata y cobre para celebrar su 125º aniversario.

Curiosidades por donde las haya. El futuro determinará lo que nos depara. Os dejo con una foto de la Casa Blanca parvense/parviana que hay en la Wikipedia. Hasta la siguiente entrada...

domingo, 17 de agosto de 2008

La vida en unos segundos...



En esta oportunidad haré una excepción a toda regla y compartiré con todos vosotros un hecho que, por suerte, y porque el destino así lo quiso, puedo contarlo.

Resulta que uno siempre piensa que es inmune a ciertas cosas, quizás es algo que creemos porque somos poco obstinados por naturaleza y, como un dicho bíblico así lo atestigua, "Dios nos creó a su imagen y semejanza". ¿Será por esto que siempre que vemos algún trágico desenlace en la televisión, por inercia pensamos "a mí no me va a pasar"?

Pues, hasta hace muy poco yo pensaba de igual modo. Y sí, he dicho "hasta hace muy poco", porque este verano tuve la dicha de presenciar en primera persona estos vuelcos de la vida. Primero, hace dos meses. Me alquilo un bote, a 10 euros la hora, para dar un paseo por la costa mediterránea junto a mi familia y cuando nos habíamos alejado lo suficiente de la orilla, vemos a tan solo unos metros de distancia, a un hombre que se estaba ahogando y gritaba, como podréis imaginar: "¡Socorro, me ahogo!"

Allí salimos dando pedal - el bote en el que íbamos mi tío y yo era a pedal - a evitar que aquel pobre hombre, ya en sus cincuenta pasados, se ahogara. Ahora bien, fueron momentos de mucha tensión porque el caballero estaba muy alterado, pero por suerte logró subirse al bote y lo llevamos a la orilla. Según comentó cuando le sacamos del agua, se había ido a lo hondo y de repente se percató de que no daba pie y le entró un calambre muscular. Lo triste del caso es que, habiendo tanta gente como había en ese momento, nadie se hubiera dado cuenta de aquello y, lo que es aún peor de toda la situación, es que los salvavidas ni siquiera dieran señal de vida ni acto de presencia. ¿Os imagináis lo que hubiera ocurrido de no haber estado allí presente en ese momento? Ese señor aún debe estar dándole gracias a Dios - o al destino - de que justo se nos hubiera ocurrido pasar por allí.

Ahora bien, cambiando drásticamente de rumbo, esta misma tarde, en mi camino hacia Andorra, en la rotonda del pueblo donde vivo, un coche con matrícula francesa nos dio de lleno por detrás. Mi padre, que conducía el automóvil en el que además iban mis dos hermanos, mi madre y yo, había decidido hacer caso a la señal y paró en la rotonda para que los otros coches, que tenían preferencia, siguieran el curso normal de su trayecto. Pues, cuando frenamos el coche, el señor que venía detrás nuestro, también acompañado de quien presumo eran sus cuatro hijos, lo hacía con tanta prisa que nos embistió de tal forma que mis pulmones dieron un ligero revés y juraría que por unos instantes perdía el aire. El impacto, que destrozó el maletero, arrastró el coche unos cinco o seis metros, además de que nos provocó una serie de moratones que, por suerte, no pasó a mayores.

El entendimiento con este señor, que no hablaba ni inglés ni español - ni nosotros francés - fue caótico. Al principio, se oían sus maldiciones, su enfado y su incomprensión. Lo cierto es que, con policías y un seguro de por medio, se llegó a un acuerdo, luego de más de media hora, y cada uno siguió su camino. La bronca de nosotros, como podréis deducir, era incluso mucho peor. Mis padres, que iban adelante, no sintieron al 100% el estruendo que provocó el choque. Debo aclarar que no es la primera vez que sufro un posible siniestro en carreteras, ya que hace nueve años impactamos contra un galgo en medio de la ruta. Ahora, habida cuenta de la curva peligrosa, donde como las flores y las ofrendas lo demuestran, mueren anualmente varias personas, no puedo más que estar agradecido de poder contarlo con letras y, obviando alguna herida pasajera y el susto que aún mantengo, estoy - estamos - bien y, lo más importante de todo, ¡vivos!

Son estos sucesos los que te hacen valorar la vida a cada instante, porque nunca se sabe cuando ésta se pueda escapar en un respiro, en un suspiro, en el agua, en el aire o, como en este último caso, en la carretera.

  • Mi consejo: Llevar cinturón de seguridad, por favor. Es cierto que yo soy de esos que si pueden prescindir de él mejor, pero su uso es fundamental. Curiosamente hoy tuve la ocurrencia de llevarlo ajustado al salir de casa.

martes, 12 de agosto de 2008

(Mini)wikiencuentro con el usuario Mutari


Yo, Góngora, según el caricaturista.
El pasado martes 5 de agosto tuve un wikiencuentro personal con el usuario Mutari, en la ciudad condal, con motivo de mi visita a Barcelona. Paso a contar, brevemente, el resumen del día:

  • Parto desde La Seu d'Urgell (por el famoso Túnel del Cadí), al norte de Cataluña, a las 6:30 am, para llegar a Barcelona a eso de las 10:00 de la mañana o un poco antes.
  • En la terminal de autobuses "Estació Nord", por Ali Bei 80, me perdí y comencé a dar miles de vueltas entre gente de todos los "pelos y colores" (europeos, africanos, chinos, americanos...). Cuando finalmente hallé la salida, afuera me aguardaba un calor sofocante que superaba los 30º C a la sombra.
  • Caminé bajo el sol, soportando la presión del "látigo" veraniego y el agotamiento del ejercicio físico, hasta llegar, luego de 40 minutos, a Plaza de Cataluña. Allí quedamos, nos presentamos, salimos andando y Mutari, nunca mejor dicho, me demostró porqué es el amo y señor de la cámara fotográfica. Básicamente le sacaba fotos a todo y no hacía asco a nada, con decir que, como bien me dijo, el turista parecía él y no yo.
  • Tras realizar unos trámites, fuimos a beber algo porque estábamos anonadados por las altas temperaturas. Aquí aprovechamos para hablar de todo un poco, donde la wikipedia no iba a ser menos.
  • La Casa Batlló, de Gaudí, por Paseo de Gracia, fue nuestro próximo destino. Pagamos las entradas, accedimos a esta joya de la arquitectura modernista, nos entretuvimos tomando fotos y mezclándonos entre un mundo de gente que venía desde el extranjero. Linda experiencia, por cierto.
  • Salir a comer o, mejor dicho, encontrar un sitio para almorzar era tarea de locos. Nos costó mucho dar con un restaurante que no estuviera completo, pero finalmente lo conseguimos, aunque a la "italiana".
  • El último gran paseo fue por Las Ramblas y el puerto. El monumento a Colón, el Maremagnum y el curioso homenaje a la "gamba" pusieron punto final a mi viaje (18:00 hs.), no sin antes recalcar que en las Ramblas se veía de todo, pero lo que más me sorprendió fue el talento artístico de quienes acudían a ella para dar a conocer su trabajo. Fue precisamente aquí, y porque Mutari terminó por convencerme, que acepté que un caricaturista me hiciera un retrato para "inmortalizar" el momento. Y así fue. La prueba fehaciente de ello la dejo aquí en mi blog.
Quisiera, con todo, agradecer a Mutari por su tiempo y por su entrañable hospitalidad como guía y como persona. Buenos recuerdos me llevo, sí señor. No todo en la "wiki" iba a ser malo (risas).

¿Eramos más unidos?

La reciente "ola de mala energía" me llevó a cuestionar algunas cosas, entre ellas, si realmente eramos una comunidad más unida hace un año atrás, vamos, a la vuelta de la esquina...

Parece que no, pero muchas cosas han cambiado. Ahora renuncian más bibliotecarios - que no es que antes no lo hicieran - y se presentan menos candidatos, por no decir "ninguno". Tres usuarios veteranos - Paintman, Jarke y Tomatejc - han renunciado recientemente a los "botones". Otros, por así decirlo, se han cansado y se han ido sin más. A veces vuelven, otras no, como es el caso de Núria, que lleva cuatro meses sin dar señal alguna de vida.

Los también recientes enfrentamientos entre los mismos bibliotecarios han empañado, y sesgado, el menor atisbo de entendimiento. Ahora es más fácil abrir blogs y criticar al prójimo que sentarse un poco y ponerse en su lugar. Sólo basta con darse una vuelta por algunos canales y visitar las zonas de conflicto - el Café y el TAB - para darse cuenta de lo que digo, sin mencionar los espacios de acceso restringido (lista de correo de bibliotecarios), donde parece que no existe un equilibrio justo: llueve mucho durante días y de buenas a primeras nos invade una jornada de sol donde no sopla el viento huracanado. ¿Será que la lista, y por extensión, la wikipedia, están sufriendo los efectos del llamado "cambio climático"? De ser así, yo propongo que se erradiquen los elementos contaminantes (vándalos, trolls) y sus desechos (vandalismos, provocaciones, acosos, etc.) que afectan a la atmósfera wikipédica.

Por último, y a modo de reflexión, mirad este enlace a "Wikilocos", un blog en el cual no edita nadie desde hace exactamente un año. Si veis bien, era compartido por muchos usuarios, casi todos ellos bibliotecarios de antaño que en aquel entonces se "llevaban" bien o se "toleraban más". Ahora, la banda, como cualquier grupo musical que alcanza el éxito, se ha disgregado y cada uno se ha lanzado a "su bola" a probar suerte como solistas: he aquí a uno de ellos.

Pese a todo esto, hay quienes aún intentan "revivir" la nostalgia y crear actividades en las que los usuarios puedan darse a conocer a la comunidad y pasar un buen rato, poniendo un poco de "wikihumor". Me refiero al caso de Argentumm, un usuario novato, y la creación que ha hecho de un espacio al que llamó "Significado de los nombres de usuario". Allí todo el que tenga interés no tiene más que buscar su inicial en la lista, anotarse y explicar el porqué de la elección de determinado "nick". El mío, por ejemplo, sería:

Góngora (deriva de gong y éste a su vez del alemán "gund", "batalla"; euskera: Gongorra; posible latinización de "conchilla" o "cuenca"): Es un nombre, y un apellido de origen navarro, que no sólo tengo el privilegio de llevar como propio, sino que además hace referencia a muchas cosas, por lo que es un término polisémico. Góngora ha sido el apellido de personajes ilustres como Don Luis de Góngora y Argote, (...) Góngora también es el nombre de un pequeño pueblo de Navarra (España), a pocos kilómetros de Pamplona, así como el de un volcán en Costa Rica y el de una especie de orquídea exótica de Centroamérica, Colombia, Ecuador y Venezuela...
¿Curioso, no? Nos vemos en la siguiente entrada.

miércoles, 6 de agosto de 2008

Observaciones

Imaginemos que un usuario X, que puede o no ser real, mantiene una seria discrepancia contigo. Tú, en respuesta a su réplica, le respondes respaldando tu punto de vista. Hasta aquí vamos bien, luego hay otros caminos a considerar.

  1. Ese usuario X, como se ha quedado ya sin muchos argumentos, llama al usuario Y, curiosamente muy amigo suyo, y le insta a que lo defienda. A su vez, el individuo Y, como también se ha quedado sin artillería, empuña el arma y la arroja para que te dé en algo que realmente te moleste, aunque pertenezca ya al pasado. Te reprende y te acusa, por ejemplo, de mal manejo de los botones. Tú, un tanto asombrado, otro tanto "cabreado", intentas responderle con serenidad, aunque por momentos resulte imposible. Mi pregunta es, ¿tiene realmente sentido defender a tu compañero usando un argumento tan débil y patético? ¿Ganas algo con eso? ¿Qué necesidad tiene el usuario Y de ir a meter sus narices cuando se está llevando a cabo un debate, de tono absolutamente normal, entre X y Z? Desde luego creo que ya somos todos grandes como para defendernos por nosotros mismos sin la ayuda de Papá Pitufo. ¿O será, acaso, que X no teme llevar la contraria a Z porque sabe que siempre tendrá el apoyo de alguien como Y?
  2. En esas, entra otra persona, el usuario W, que se lleva mal o no simpatiza demasiado con Z, pues han tenido roces en el pasado y, como ya está bastante quemado, busca hacer buena letra y defiende, en plan "hacer la pelota", a quienes realmente pueden actuar en su defensa en ese momento. Pero, por si con esto no alcanzara, luego viene nuevamente W, te da lecciones de buen hacer y comportamiento, te pide que te calles, y te ruega que no vuelvas a tomar acciones "equivocadas", aunque en el fondo no lo sean, partiendo de la premisa de que él/ella es justamente la persona más apropiada para hacer de mediador, cuando todas, o casi todas, sus acciones, son deleznables y cuestionables. ¡Qué ironía! ¿Es mejor reír o llorar en estos casos? Lo dejo a vuestro criterio.
Como digo siempre, los hechos de uno hablan por sí mismos. De todas maneras, si se quiere discutir con propiedad, es mejor mantenerla. Si se pide calma, es mejor no perderla. No es un argumento válido pedir tranquilidad y luego ser tú quien rompa el vaso.

Aclaro que los hechos antes descritos no hacen referencia a ninguna persona física o real, o, al menos, si lo hacen, quedará a criterio de las personas que se puedan dar por aludidas. Nos vemos en la siguiente entrada.

lunes, 28 de julio de 2008

¿Casualidades?



El nuevo iPod y el nuevo iPhone contarán, ambos, con tres fotografías tomadas por mí en la ciudad de Zaragoza, España. Las mismas, que se encuentran disponibles tanto en Wikimedia Commons así como en Flickr.com, saldrán al mercado próximamente.

Quien me comunicó la noticia fue Emma Williams, de Schmap, que en una oportunidad me había informado de que esas imágenes - protegidas por licencia 2.0 de reconocimiento requerido (sharealike license) - serían destinadas a una guía de viajes que se centraba en varias ciudades del mundo, y Zaragoza no iba a ser menos. También descubrí, hace unos meses, que dichas imágenes habían sido utilizadas por medios de prensa italianos para promocionar a la capital aragonesa en el exterior.

Cuento esta anécdota, porque en ningún momento se me pasó por la cabeza que algunas de las fotografías en cuestión podrían servir a tales cometidos. De hecho, las tomé en agosto del año pasado, en un wikiencuentro con el usuario Escarlati, del que hablé en una entrada anterior. Fui tomando fotos, porque para mí la ciudad era una novedad y aún conozco relativamente poco de España. Pero bueno, aquí no acaba la cosa. La cámara con la que tomé las fotografías, la obtuve a través de Wikipedia. Sí, así es, fue un regalo inesperado de Ecelan - que es de Zaragoza-, a través de Lourdes Cardenal.

Todo parece señalar que, una vez más, destino y casualidad se dan de la mano. ¿No es una extraña, pero agradable, coincidencia? Tanto el medio - la cámara - como el momento - el wikiencuentro - han tenido algo que ver, sin menospreciar mis dotes como fotógrafo que, al parecer, son mejores de lo que yo pensaba.

Para los curiosos, las fotografías son del Palacio de Aljafería - cuyo artículo destacado en wikipedia lo redactó Escarlati - y del monumento a Goya. Os dejo, como siempre, una breve ilustración. Hasta la siguiente entrada...

domingo, 27 de julio de 2008

La Máscara de la Wikipedia Roja



No, no se trata ni mucho menos de la historia de Edgar Allan Poe "La máscara de la Muerte Roja", pero sí toma como punto de partida esta obra literaria norteamericana.

¿Cuántos de nosotros - colaboradores voluntarios - hemos recibido amenazas, acosos o, incluso, avisos de muerte? La respuesta es ampliamente divulgada. En cierto modo, el paralelismo entre el vándalo, o en su defecto, el usuario anónimo, y la extraña figura misteriosa de rojo, es digno de una película. Por un lado, los rollos políticos traen como consecuencia guerras de ediciones: unos contra otros, mientras buscan a un mediador que lo soluciona callando a ambos, con un tiro en seco a la protección de la página, de modo que no puedan perpetrarla los invasores.

Además de guerras, tenemos vandalismos, que serían como los atentados - a veces con bombas, a veces con protestas y pancartas - que ponen a prueba de fuego la armonía de wikipedia. Es el típico caso de ver a los bibliotecarios como seres "autoritarios", "fascistas" o, como me han dicho hoy, "con afán de protagonismo". Todo un mundo de personas allí fuera, buenos y malos, perpetrando en la enciclopedia, haciéndose eco de una debilidad o distracción del usuario más vulnerable.

Cuando las guerras arrasan, se expulsan a los caídos en combate, que son casi siempre los "malos", aunque, como en cualquier drama, hay para todos los gustos.

Las ventanas, una de cada color, del mismo estilo que las habitaciones, representan a cada artículo y a sus editores, tan diferentes entre sí, pero unidos a la par de la obra que realizan en conjunto. Al final del camino, encontramos al reloj de ébano, al tiempo mismo, efímero y silencioso, que nos va marcando y en el que vamos dejando nuestra pequeña huella antes de, un día, sin pensarlo, desaparecer, tras haber dado una parte de nosotros. La dulce impronta, el esfuerzo de cada cual, tan diversos como los colores, tan diminutos en el universo como personas en una enciclopedia, han dicho adiós, y no se sabe si volverán, porque la wikipedia "roja" les ha marcado con su insignia, una que, sin importar a donde vayamos, es silenciosa y reconocida por todos pero que, con todo, está llena de anonimato y tiene su final. El mío aún no ha llegado, pero estuvo cerca. El de otros ha venido y se ha marchado. Aquí estoy, para no ceder ante ella, la insípida pero siempre presente, guerra wikipédica.

*Nota: para la presente entrada no se ha tenido en cuenta ni al Cojuelo ni a ningún otro usuario en especial.

sábado, 26 de julio de 2008

Dos años han pasado...

...desde mi primera edición, un día como hoy, 26 de julio de 2006, sobre la madrugada. Ni falta hace que recuerde aquí mismo la celebración de mi primer aniversario, que tuvo lugar en mi antiguo blog "La cueva de Gustavo86". Para los curiosos, el bibliotecario que me dio la bienvenida, Equi, ya no está activo en wikipedia, como tampoco lo está Jorgechp, quien propuso mi primer destacado allá por agosto de 2006. Ni hablemos de otros tantos usuarios que nos han dejado y de los muchos que, por suerte, han venido.

Este año pretendo ser menos festivo pero más reflexivo. Para los que dicen que la madurez llega con la experiencia, no puedo negar ni por un momento en que a medida que pasan los días aprendo cosas nuevas y dejo que la gente me sorprenda. Han transcurrido doce meses más desde mi última entrada sobre el tema. Quizás corresponda recordar aquellos tiempos, no tan lejanos pero sí distantes, en los que unos pocos teníamos blogs (llegué a tener dos a la vez) y no estaban tan de moda como hoy.

Los tiempos son otros, las personas lo sienten y lo sufren a diario. Ya no existe el clima de hace un año y mucho menos el de hace dos. Insinuaba en una entrada que hay quienes consideran que he cambiado. La consideración queda en manos de quien la tenga y sea objetivo (¿utópico, no?) para darla. Hace un año atrás ya era bibliotecario, ya había redactado nueve de mis diez artículos destacados y mi participación como editor era más activa, aunque iba en decadencia.

Sin embargo, no fue hasta enero de este año cuando asumí una nueva responsabilidad que me acompañará hasta el último día del 2008: la de miembro del CRC. No es la gran cosa y no compensa demasiado para las críticas, casi siempre duras, que recibes por tu trabajo. Aún así, quise darle una mano más a la comunidad y aquí estoy, resolviendo conflictos e intentando no involucrarme demasiado en ellos. ¿Tarea difícil, verdad?

Un balance actual, y general, de todo lo que ha ocurrido en estos últimos 366 días es superfluo. Muchos se preguntarán si realmente ha disminuido mi labor como editor desde que comencé a tener otras "obligaciones". Lo cierto es que, aunque así parezca, diría que es realmente todo lo contrario. Nunca mejor momento para decir que "las apariencias engañan". He dedicado este último año en dividir mi trabajo como profesor, "cerrecero", bibliotecario y editor, de la siguiente forma:

  • Más de 5.200 ediciones nuevas, sumadas a las 6.000 del año anterior, con lo que llego a superar las 11.000 contribuciones, casi todas ellas en mantenimiento.
  • Más de 3.500 ediciones nuevas en la viquipèdia catalana, partiendo desde cero, con lo cual, si sumamos a las contribuciones anteriores, da un total de casi 9.000 ediciones en el último año.
  • Desde octubre hasta abril, estuve trabajando en el que se convertiría en mi primer "article de qualitat" en catalán.
  • Dentro del CRC, de enero hasta la fecha, exceptuando un mes en el que estuve de baja, he participado de forma activa y me considero predispuesto al trabajo en equipo. He tenido la posibilidad de relacionarme más con la gente, tanto a través de las listas de correo como a consecuencia de algunos wikiencuentros (véase el de Barcelona, el diciembre pasado).
  • He aparecido en dos periódicos - uno uruguayo y otro español - y en un programa de radio.
¿Puedo sentirme contento, o satisfecho, de haber labrado contra viento y marea, sacando de abajo de las piedras para poder dedicar algunos minutos a este proyecto? Ciertamente, el año pasado me planteé retos, algunos de los cuales pude cumplir y otros, por circunstancias de la vida, han quedado por el camino. Ahora, si tengo tiempo y buena salud, me espera un nuevo año por delante, 365 días en los que espero seguir dándolo todo y exigirme más a mí mismo. Os doy un profundo agradecimiento a todos por el apoyo de siempre, sin el cual no podría estar donde estoy. Gracias, de todo corazón, y a por más cosas. Nos vemos en la siguiente entrada.

jueves, 24 de julio de 2008

Vandalismo desde cadenas televisivas

No es curioso, de hecho, tampoco es de sorprender que las cadenas televisivas busquen subir su ráting a cuesta de aventuras cada vez más osadas y menos respetuosas con el prójimo.

En el caso de la Wikipedia, tenemos a Antena 3 y TVE como las precursoras de este movimiento pueril y descarado. En el caso de la primera, vino con un vandalismo en el artículo del cantante Elvis Presley. También se ha vandalizado desde sedes gubernamentales, como en una oportunidad comenté en otra entrada sobre el caso del Vaticano.

Atrás en el tiempo han quedado esas cosas, pero no por eso han sido enterradas. Desde el vandalismo del grupo rebelion.org hasta la reciente hazaña del canal de televisión español La Sexta, día a día los medios de comunicación y las asociaciones mismas atentan contra la fiabilidad de esta enciclopedia, actualmente, junto a facebook, uno de los sitios web más visitados del mundo.

Ahora bien, si nos concentramos en el último vandalismo más conocido, el de La Sexta, podemos sacar algunas conclusiones en concreto. Primero, que quien añadió ese contenido "falso" (hoax) fue uno de los periodistas del programa de humor "El Follonero". El mismo, utilizaba una cuenta con el nombre de Laieta80. El presunto atentado cibernético tuvo lugar en el mes de abril, concretamente el día 17, en el artículo "audímetro". El resto consistía, básicamente, en corroborar si cualquier información que se introdujera en un artículo X, podría subsistir demasiado tiempo sin ser detectada y, en consecuencia, revertida. Pues, al parecer, aunque el vandalismo no suele triunfar durante mucho tiempo, este hoax se filtró entre los datos de un artículo, dando la impresión, errónea, de que en Wikipedia la fiabilidad de sus artículos está en tela de juicio.

Yo mismo, en una entrevista con la cadena SER en Barcelona, el pasado mes de junio, respondí a una serie de preguntas de los periodistas sobre la calidad de los contenidos y de quienes pueden editar y quienes llevan a cabo las revisiones. La cuestión de si un artículo es "reliable" o no, dependerá de sus fuentes, de sus referencias y, en muchos casos, del historial de su editor.

Ahora bien, volviendo al tema La Sexta, el bibliotecario Fernando Estel procedió a un bloqueo inmediato e infinito para el usuario en cuestión, así como a la protección del artículo "vandalizado". En lo que concierne a mi actuación, me limité a dejarle una dura reprimenda al vándalo de turno, además de publicar la noticia en el Café y en las listas de la comunidad y de bibliotecarios. Aunque el tema suscitó polémica y se volvieron a abrir vías en defensa de una y otra parte, lo cierto es que, en general, se le restó importancia.

Curioseando por la web, sin embargo, me encontré con un sitio llamado blumex.net, donde se citaba el caso y se dejaba entrever, a modo de síntesis, mis reclamos al periodista responsable del acto que nos ocupa. Aquí os dejo mi condena a esta serie de hechos, que no solo perjudican nuestro trabajo, sino que, además, supone un desgaste innecesario de recursos. Una vez más, hacemos cualquier cosa con tal de tener más audiencia y eso no ocurre sólo con los canales de televisión, sino también con periódicos, programas de radio e incluso ¡blogs!

¿A dónde estamos llegando? Como digo siempre, que cada uno saque sus propias conclusiones.

Semana de locos: todo cambia...

La última semana ha sido, sin duda, una de las más caóticas desde que estoy en Wikipedia. Primero, se abre una "contra-CAB", para la cual no existe un proceso "legitimo" y no era algo que tuviera precedente.

Lo que más me sorprendió de la situación fue, quizás, que bibliotecarios cuya antigüedad es sabida y reconocida, apoyaran la iniciativa basándose en criterios dudosos de participación (Sí, Sanbec, dudosos, porque primero se dijo dos años y cinco mil ediciones, luego se ¿cambió?). Pero, si a este "circo romano" le sumamos más ingredientes como, por ejemplo, las confrontaciones y la polémica suscitada, sobre todo a partir de que C'est moi dijera que fue por iniciativa propia, todo el hecho fue, y es, un completo meollo.

¿Qué hizo el CRC? Pues, actuó de la forma que consideró más apropiada, tomándose atribuciones que le son propias y le vienen a la zaga. En el apartado 4 de "motivación", lo deja muy claro.

El jueves, hace exactamente una semana, las primeras divisiones comenzaron a ser más latentes. Hubo quienes se opusieron y criticaron la acción del Comité - Drini, Tano, Sanbec, etc - y quienes, por el contrario, la aplaudieron o dieron su voto de confianza - Lin linao, Ensada, Jarke, entre otros.

Se me preguntaba en otro blog si yo sería capaz de tomar decisiones impopulares. La persona que hizo la pregunta se olvidó de que llevo una temporada en la que, para bien o para mal, me importa menos el qué dirán y mucho más lo que yo pienso, algo que, por otro lado, me ha traído algún problema añadido, como es lógico, pero del que hablaré en otra entrada.

Finalmente, se me cuestiona por mi reproche a Taichi en la lista general de correo. Mi sana intención fue poner de relieve que, mientras hay gente que estaba trabajando, otros optaron por marcharse sin dar explicaciones y emitiendo un duro portazo (lo de las causas personales vino después). Pero bueno, esa sanción personal, o mejor dicho "moral", fue programada y prevista desde el primer día de julio, cuando entre los nueve "cerreceros" acordamos que dejaríamos en evidencia a quien no trabajara, básicamente para garantizar una transparencia y para que quienes se esforzaran no se vieran arrastrados en los prejuicios a causa de quienes estuvieron más ausentes, cosa que me ocurrió en el semestre anterior.

Por suerte, no me puedo quejar de no haber recibido apoyo. Es más, puedo incluso presumir de ello. La actitud de mis compañeros de Wikipedia, de mis amigos, y de mi familia, ha sido lo único que yo esperaba y si ellos me entienden no veo por qué me tengo que justificar ante cualquier otro "tercero". Después de todo, quien opine lo contrario, estoy seguro de que no me conoce en persona o, lo que es peor, me conoce a través de otras personas que enseñan de mí la faceta que más les conviene (¡obra derivada!)

Para acabar, hay quienes dicen que he cambiado. Hay quienes sostienen que yo era más "dulce y pasivo". Esta cuestión me ha planteado algunas interrogantes del tipo ¿he cambiado realmente? ¿soy más duro e impulsivo? ¿me estoy moviendo más por lo pasional que por lo cerebral? ¿será cosa del verano o será, por el contrario, la presión que llevo de estar desde enero en el CRC y aguantar críticas, comentarios injustificados y, encima de todo, peleas y reclamos? ¿Verdad que la situación actual no es la misma que la de hace un año? Si Wikipedia cambia y los tiempos son otros, con más responsabilidades y mayor crispación, ¿no es normal que tenga un poco menos de paciencia que antes?

Pero no. De todas formas debo darles a esas personas la razón. Resulta que anoche, mientras navegaba por internet, me apareció un test así de repente, como si hubiera estado hecho para mí en ese preciso momento. El mismo decía: "Compruebe si se está pareciendo a Risto Mejide" (Aclaro, para quienes no sepan que el señor Risto Mejide es un reconocido crítico publicitario y miembro del jurado en varias ediciones del programa de la cadena española Telecinco, de nombre "Operación Triunfo").

¿Ya sabéis lo que me dijo el test? Pues, aquí os va la respuesta:
¡Empiezas a parecerte a Risto Mejide! Aunque eres capaz de medir tus palabras en situaciones comprometidas, dices lo que piensas. Los que te conocen saben que en el fondo no querías ofender a nadie, ¡y es cierto!, por eso siempre intentas dar una de cal y otra de arena.


La verdad es que no sé qué me sorprende más, si que un test me conozca mejor que algunos de mis amigos o el hecho de que, a la vista de lo que dice, esté cambiando y poco a poco vaya mostrando una nueva faceta mía que nadie, incluso yo, conocía. Sea lo que fuere, lo analizaremos en otra entrada. Os dejo con un vídeo del personaje en cuestión.