miércoles, 2 de julio de 2008

"Mini"(wiki)encuentro con el usuario Millars



La semana pasada estuve ausente de wikipedia, lo que por un lado me ha servido no sólo para coger un bronceado en la fabulosa playa mediterránea de Peñíscola, sino también para descargar tensiones y valorar otras situaciones a las que te lleva la vida.

Por un lado, el miércoles 25 de junio tuve el placer, y el privilegio, de conocer "en persona" a Millars, un editor valenciano, oriundo de la ciudad de Villarreal, en la provincia de Castellón. Con él traté de diversos temas, muchos de ellos en torno a wikipedia y la actualidad que engloba a este gran proyecto. Otro, no menos importante, fue el tema de los topónimos, la política y el nacionalismo, acompañado cómo no, por un repaso de la historia española moderna. Además del recorrido por el lugar, que debo reconocer que ha sido provechoso a nivel personal y cultural, tuvimos una charla "internacional" y futbolística: nótese que el usuario en cuestión, al igual que yo, compartimos la común afición por este deporte y que su club, el Villarreal Club de Fútbol, tuvo y tiene nada menos que a varios jugadores uruguayos en su plantilla. Si a esta discusión le sumamos que la selección española estaba por jugar la semifinal ante Rusia por la Eurocopa, entonces hubo más material de fondo para tratar sobre la mesa.

Es más, como anécdota, contaré que tanto Millars como yo tuvimos nuestros pequeños desencuentros, principalmente a partir de que, como es lógico, hablamos diferentes formas dialectales del español (castellano). Pondré como ejemplo dos cosas que me vienen a la mente. La primera, cuando le dije que me encontraba a diez "cuadras" de él, no comprendió a qué me refería con la palabra "cuadra", un término que uso habitualmente y que para mí es completamente normal. Así que, cuando cayó en la cuenta, dedujo que se trataba de "manzanas" o minutos de distancia, lo cual, efectivamente, acertó. La segunda cruzada llegó cuando me preguntó por qué equipo hinchaba para el partido España-Rusia, teniendo en cuenta que mi segundo apellido es ruso y que, por ende, tengo esa ascendencia por vía materna. A su interrogante, respondí, más o menos, con la siguiente frase: "Yo hincho por España, excepto si juega ante Rusia o Italia. De hecho, hasta ayer estuve con una remera rusa."

Ahora bien, con su mirada pude inferir que no había "captado" mi mensaje pero, como asintió con la cabeza, no dije más nada. La duda saldría a flote, nuevamente, momentos después, cuando me confesó que al oírme decir "remera rusa" se pensó que me refería a una "deportista rusa que hace remo (canotaje)", en vez de "camiseta". La situación, producto siempre de localismos, se presentó cómica. Ni hablemos de otras pequeñas nimiedades que, comunicación entre medio, no generaron confusión.

Como nota, quisiera agregar que, llevando tres años en Cataluña, siempre me sorprendo al ir a la Comunidad Valenciana. Allí, su idioma, el valenciano, se entremezcla con el español (castellano). De hecho, muchos de los lugareños parecían desconocer o tener poco dominio de esa lengua, pero sí en cambio se manejaban bastante bien en castellano. Por no decir que, entre turistas con un marcado acento alemán y coches que procedían de diferentes sitios de España y Europa, la ciudad era muy cosmopolita. No era de extrañarse, pues, caminar por las calles y escuchar diferentes lenguas a la par o entrar a un bar y presenciar a los diversos europeos apoyando a sus respectivas selecciones de fútbol durante el torneo.

Volviendo al tema que acontece, quiero desde aquí enviar un profundo agradecimiento a Millars por su calidad humana y por haberse tomado la molestia de hacer 80 kilómetros para asistir a este encuentro. Como sello de oro, ambos habíamos quedado en encontrarnos en el "castillo del Papa Luna." El problema es que él (Millars) aguardaba en la parte superior, a la entrada, y yo, mientras tanto, daba miles de vueltas alrededor de la muralla, por lo que, pese a estar a unos metros de distancia, el desencuentro inicial fue tal que fuimos incapaces de coincidir en más de media hora, de no ser porque me llamó al móvil y, por así decirlo, yo iba vestido de rojo para "sobresaltar" un poco.

Así y todo, la tarde fue agradable y el recuerdo que me llevo será, sin lugar a dudas, memorable. Salud y hasta la próxima entrada.

7 comentarios:

Millars dijo...

Je je, me ha dejado en evidencia con lo de la "remera". Aunque confundir "castillo" con "muralla" también tiene lo suyo. Respecto a lo de que la gente no habla valenciano, bueno, los del pueblo sí que lo hablán, lo que pasa es que es difícil encontrar a un nativo entre tanto turista y más en verano. Para muestra un botón, cuando me volvía a casa quería preguntar por donde cogía la salida hacia Castellón, pues bien, a una pregunta de "¿vosté és d'ací?" una respuesta del tipo "¿Qué?" ya me daba la respuesta, no encontré a nadie del pueblo. Debo decirte que si te metes en el pueblo (dentro de la muralla, no del castillo), sí que hablan valenciano, aunque será por dialectos del catalán, que tenemos para dar y tomar.

Gustavo86-Góngora dijo...

¡Qué estuve en los dos sitios, señor! Fue un desencuentro y una anécdota curiosa, claro está. Quedará para la posterioridad. Un abrazo.

Millars dijo...

Se nota que Gustavo no quiere dar su brazo a torcer. XD Un abrazo y decir que para mi también fue un placer.

Manuel Trujillo Berges dijo...

Peor es lo mío, que por un momento leía una ramera rusa, y pensaba que vaya maneras de prepararse para un encuentro con Millars...

Por cierto, me alegra que hayais ido de visita a un lugar vinculado a una de mis ramas familiares... Un abrazo para los dos.

Gustavo86-Góngora dijo...

¿Rameras? ¿En qué andarías pensando, Manuel? XD

Gracias por el mensaje, un gusto verte, como siempre.

Roberto dijo...

Y eso que Gustavo habla o al menos escribe en parte como español. ¿Lo habéis notado?

Me gustaría conocer alguna vez en persona a algunos de los compañeros wikipedistas con los que me ha tocado en suerte trabajar en artículos. Aprovechen las oportunidades de wikiencuentros y brinden por lo que no pueden ir ;). Saludos.

Gustavo86-Góngora dijo...

Es verdad, Roberto. Ha de ser la costumbre, la influencia, la necesidad o el peso de llevar tres años a cuestas en España. Sin embargo, parece que aún llevo, por suerte, la "garra charrúa" dentro.

Los wikiencuentros son muy buenos. Yo, personalmente, he tenido la oportunidad de conocer a gente valiosa dentro de wikipedia: Escarlati, Máximo de Montemar, Manuel, Yeza, Retama, Paintman, SMP y Millars. ¡Y los que me quedan!

Una pena que estés tan lejos, porque sin duda eres de la clase de personas que quisiera conocer algún día. Te envío un saludo y aprovecho a darte las gracias por el tiempo compartido en el anterior CRC, pese a que tuvimos algunos ligeros desencuentros.