lunes, 18 de agosto de 2008

130 aniversario de Parva Domus


Es cierto que en el mundo existen cientos de hechos curiosos. Cuando uno cree que la ciencia lo sabe todo y que lo que no se encuentre en un libro no existe, se da cuenta de lo equivocado que estaba ni bien se cruza con lo peculiar. Y sí, este es el caso de la "República" de Parva Domus, una pequeña asociación cultural fundada en 1878 en Montevideo (Uruguay) por un selecto grupo de amigos pescadores.

Esta particular "nación", que este 25 de agosto cumple 130 años de su "independencia" respecto a ¿España?, tiene su sede en Punta Carretas, uno de los barrios más caros de Montevideo. Pese a lo que muchos piensan, la muerte de sus fundadores no supuso ni mucho menos que dejara de existir como asociación. Su breve historia se resume en que un buen día, un grupo de pescadores que trasladaban su indumentaria a orillas de un río local, deciden comprar una vieja mansión donde poner sus cosas y así evitar tener que cargar con ellas todas las mañanas por la ciudad. De este modo, uno de ellos, entendido en latín, recita la frase "Parva Domus, Magna Quies" ("Casa pequeña, Gran reposo").

Uno de los principios que rigen a esta nación no soberana es que todo aquel que desee pertenecer a ella, debe "ser feliz y dejar atrás sus problemas". Además de esta consigna, los parvenses tienen su propia Constitución, sus propias leyes, sus costumbres y su código. Pero, aunque a simple vista parezca una perfecta utopía, la "República" cuenta con una calle que lleva su nombre, tiene un himno nacional y reclama una salida al mar a Uruguay, el país que le acoge. Sin ir más lejos, Parva Domus, cuya independencia coincide con la uruguaya, envió a su presidente y a su primer ministro a dialogar con los cancilleres de Argentina y Uruguay durante el conflicto binacional por las plantas de celulosa.

Parva, que siempre ha celebrado sus fechas "patrias" en mayo, es reconocida también por otras muchas cosas, no todas ellas gloriosas. Uno de los artículos de su añeja Constitución "prohíbe la entrada a las mujeres, a los animales y a otros seres inferiores", con lo cual es una declarada nación machista y "excluyente" que actualmente no llega a tener más de 200 seguidores, la mayoría de los cuales son políticos o personajes ilustres de gran prestigio o alta alcurnia. Paradójicamente, entre otras prohibiciones está el hablar sobre política o religión y el presidente parvense es quien tiene la potestad absoluta sobre sus "compatriotas".

En la actualidad, la "República" parvense celebra sus festividades muy afines a las locales, pero restringidas a un grupo selecto de personas que pueden disfrutar de musicales, bailes, cenas, hípica, golf y pesca. Es, sin duda, un ejemplo de nacionalismo tradicional aristocrático. ¿Obtendrá algún día su soberanía? Lo cierto es que los parvenses, que en su mayoría tienen nacionalidad uruguaya, se sienten "libres" y se consideran así mismos como una sociedad apartada de Uruguay, del que no necesitan su independencia para manifestarse como lo que en realidad son, un sector social culto, privilegiado y comunitario. En 2003, la "República Parvense" sacó tres monedas de oro, plata y cobre para celebrar su 125º aniversario.

Curiosidades por donde las haya. El futuro determinará lo que nos depara. Os dejo con una foto de la Casa Blanca parvense/parviana que hay en la Wikipedia. Hasta la siguiente entrada...

2 comentarios:

infección dijo...

Me ha gustado mucho.

RTB612 dijo...

Interesante, pero si se fundó en 1878 no podía reclamar la indepndencia de españa, sino de Uruguay que ya era un estado soberano hacía largo. La independencia de Uruguay fue en 1825. Hay discusiones, se puede decir que en realidad fue en el 28 o en el 30, pero en cualquier caso mucho antes del 78.