sábado, 20 de septiembre de 2008

D.H. Lawrence y mi undécima estrella



Cinco meses han transcurrido desde que propuse mi último article de qualitat en la viquipèdia catalana. En ese entonces aún estaba en fase experimental. Ahora, y gracias al apoyo de gente como Petronas y Yeza, tengo el agrado de haber conseguido redactar mi undécimo artículo destacado (el décimo en la wikipedia en español).

Un artículo al que, como muchos otros, he dedicado mi tiempo y esfuerzo. Y es que tras una larga racha de sequía por diversos motivos (salud, agotamiento, labores "cerreceras", tareas administrativas, etc.), este artículo llega en un buen momento, nunca mejor dicho. D. H. Lawrence, como así se llama el autor biografiado, fue un destacado escritor inglés del siglo XX, que sufrió las persecuciones y la censura de su gobierno durante la Primera Guerra Mundial y que, por tanto, se vio forzado al exilio involuntario en los rincones más recónditos del planeta. Desde allí nos deleita con muchas de sus historias más interesantes y fogosas. Un escritor para el que no existían tabúes, Lawrence no sólo habló de sexo, erotismo y homosexualidad sino que, además, criticó mordazmente la sociedad de su tiempo, que aún sufría los efectos de las reminiscencias victorianas. De sus obras destacaría Hijos y amantes y El amante de Lady Chatterley, aunque existe una serie de poemas tan profundos como el resto de su producción literaria. Por no hablar de sus pinturas, todas ellas al desnudo, algo que, como podréis imaginar, le valió la censura durante muchas décadas.

Y he aquí mi pequeño homenaje a un escritor que merece todo mi respeto. Un hombre que sufrió los efectos de la censura, la opresión y la injusticia. Una persona humilde con un talento artístico proporcional a su deseo de expresar lo que sentía sin barreras. Lamentablemente, D. H. Lawrence dejó esta vida a temprana edad y no pudo apreciar el fruto de su trabajo. Con este artículo he querido intentar transmitir parte de su esencia, tomando como punto de partida la opinión de la crítica más variopinta (feministas, LGBT, crítica clásica, etc).

Es, ante todo, un artículo que quería compartir con vosotros. Siempre he sido partidario de reconocer el trabajo de personas que lucharon en la vida por lo que creían justo. Frederick Douglass, mi primer artículo destacado, allá por agosto de 2006, hablaba precisamente de un afroamericano que acudió a la cultura como método de escape a la esclavitud a la que se encontraba sometido. En este sentido, William Lloyd Garrison también fue fiel defensor de los derechos humanos, y a él también debía un pequeño tributo. Y qué decir de los grandes de la literatura, como William Shakespeare o Jane Austen, que con tan solo el hecho de poder escribir sobre ellos disfruté como nunca había antes.

Y, para terminar, no sería justo dejar afuera a toda aquella gente que confió en los artículos, que tuvo la amabilidad de leerlos y opinar sobre ellos. A todos, expreso mi más profundo agradecimiento, así como a las personas que han colaborado conmigo en su redacción, ya sea de forma activa o para ofrecer mejoras. Y, porqué no, también a todos los lectores y contribuyentes, los únicos "propietarios" del trabajo.

2 comentarios:

Morza dijo...

Pues nada, felicidades por tu nueva "estrella" y nada, a seguir haciendo buenos artículos que falta hacen.

PD: yo creo recordar que colaboré con un subtítulo, por eso se puede decir que media estrella es mía xD

Gustavo86-Góngora dijo...

Hombre, claro, por eso hago extensivo mi agradecimiento a todos los que me ayudaron (incluido Morza ;))