sábado, 31 de mayo de 2008

Nada es imposible...

...y eso también aplica a los bibliotecarios. Para quienes piensan lo contrario, y se sorprenden al decir que en la página principal de wikipedia no se puede escribir texto, están tan equivocados como quienes han hecho la fotografía. Si no véase a continuación:



Tal y como se puede apreciar, debajo de la pantalla, aparece un espacio para escribir texto, y con la imagen ha quedado más que demostrado científicamente. Además, existen otras opciones dentro del teclado, que te permiten entrar directamente a la portada sin necesidad de usar el ratón, aunque, en cualquier caso, sería lo más práctico. Así que cada quien puede expresarse de la forma que mejor la parezca, pero que, por favor, no digan que ¡sin ratón no se puede! (risa maquiavélica). Mejor buscad otra excusa, chicos.

Góngora en la versión "impresa"


La noticia también fue publicada en la versión impresa del periódico "El País", en su sección de ciberpaís. Entre las críticas que ha recibido, la principal ha sido quizás la de la foto, precisamente por tratarse, según algunos, de un "fotomontaje" o, para otros, de una foto que se aleja de la realidad. Lo cierto es que, mentira o verdad, el "ratón" ha salido en un extremo poco favorable.

El encabezado y un dato que tampoco me es ajeno, en la entrevista a Bucephala, que, aunque menos biográfica, igual resalta aspectos importantes del funcionamiento de wikipedia. En él expone: "Llegué el 23 de diciembre de 2006. Antes de esa fecha solía editar como anónima...", para que poco antes aparezca, como nota introductoria, el mensaje: "La madrileña Bucephala, con dos años como bibliotecaria..."

Sin duda se trata de un error de interpretación, porque es posible editar sin teclado - y lo voy a demostrar a continuación - pero es imposible ser bibliotecario sin antes estar registrado, y aún así, se requiere de tiempo y esfuerzo.

Con todo, hago extensivo el mensaje de agradecimiento a los periodistas de "El País", sobre todo al señor J.M, encargado de realizarme el reportaje en cuestión, y que, no sólo ha sido un gusto trabajar con él, sino que el trato durante la entrevista ha sido muy afable y cordial de su parte, respetando nuestra intimidad personal y no poniéndonos prisa.

Entrevista con el diario "El País"


El 29 de mayo de 2008 se publicó en el periódico español "El País", una noticia que, como muchas, versaba sobre la wikipedia y sus contenidos. En ella aparecíamos Bucephala, una bibliotecaria, y yo. También se contactó con la Biblioteca Nacional, con sede en Madrid, y con la periodista canadiense Sue Gardner, que recientemente ha tomado el cargo que le ha dejado Jimmy Wales, co-fundador de Wikimedia.

Lo interesante de la entrevista radica en la importancia que estos medios de comunicación le dan, para bien o para mal, al quinto sitio web con más visitas del globo terrestre. Por otro lado, la función de los wikipedistas, como bien ha señalado Gardner, es la de "construir algo grande", entre todos, con tiempo y motivación por lo voluntario y el trabajo en equipo. Aunque suene a símil, para muchos somos pocos pero para esa cantidad hemos hecho, y seguimos haciendo, no sé si demasiado bien, pero sí al menos nos esforzamos por realizar nuestra tarea con la mejor intención posible.

En el plano concreto, y en lo que a mí se refiere, estoy satisfecho de haber podido tener esta oportunidad de expresar mis inquietudes a la gente. Soy un contribuyente que no busca nada a cambio pero que desea expresar su felicidad no sólo por este reportaje sino también por el tema de fondo que ha llevado a su eventual realización. Quería también agradecer a toda aquella gente que, en vista de mi retiro temporal del proyecto, se ha aproximado a dejarme todos aquellos mensajes de apoyo.

Como dije antes, y para dar rienda suelta al hecho que acontece, la frase que el periódico ha utilizado para el encabezado de la noticia no ha sido quizás la más adecuada para reflejar la labor de los bibliotecarios. Nosotros no sólo borramos artículos, sino que también ayudamos a mucha gente, creamos nuevas entradas y velamos por el mantenimiento de un orden coherente. Asimismo, pese a lo que muchos piensen, tampoco tenemos poderes especiales. Somos personas, con vida propia ajena a la enciclopedia, que nuestro tiempo libre lo dedicamos a un sano pasatiempo, libre, sin fines de lucro y, por sobre todas las cosas, cultural y educativo.

sábado, 3 de mayo de 2008

Montevideo: tan bella, tan querida

Hace mucho tiempo pensé en ampliar y complementar el artículo de Montevideo, para elevarlo a la categoría de artículos destacados. Sin embargo, la falta de tiempo y las rencillas internas de la enciclopedia han retrasado la tarea.

Plasmada de tradición y de raíces europeas, Montevideo es un icono de referencia para el avance de Latinoamérica, no sólo por haber sido elegida la ciudad con mejor calidad de vida en 2007, y no sólo por ser la sede administrativa del Mercosur, sino porque además, por alguna razón, fue elegida en 1930 para ser la anfitriona del primer mundial de fútbol de la historia. Con apenas 120 km² de superficie, enmarcada en un departamento homónimo de unos 540 km², es la ciudad más grande de Uruguay y su capital. Situada a 3.000 km al norte de la Antártida, es la tercera capital nacional más austral del mundo, sólo superada por Wellington (Nueva Zelanda) y Canberra (Australia). Asimismo, es uno de los puertos naturales más importantes de América Latina, alberga numerosos centros culturales y universitarios, como el Casal Català o el Centro Gallego, que es el más antiguo del que se tenga registro.

Hablar de Montevideo, la capital de la ex Suiza de América, no sólo es hablar de una ciudad de rasgos europeos, donde la mayor parte de su población es de origen español e italiano, sino también de una de las dos principales ciudades, junto a Buenos Aires, que se asientan sobre la cuenca del Río de la Plata, cuyo delta es el más ancho del planeta. Costas, sol y playa, pero también historia, cultura y diversidad, son sinónimos de una ciudad que, con algo más de un millón de habitantes y una zona metropolitana que alcanza el millón y medio de personas, fue la cuna de emblemáticas figuras como José Gervasio Artigas, prócer uruguayo y precursor del federalismo argentino y de la emancipación americana.

Bulevares, museos, rascacielos y amplios parques, Montevideo integra naturaleza y modernismo, ciudad y campo en un sólo centro urbano. Y, aunque parezca una propaganda, uno se queda escaso de palabras para darle cabida a una ciudad de estas características, grande y pequeña, antigua y nueva, rica y pobre al mismo tiempo, pero también única en estos aspectos.

En el aniversario de la fiesta de Madrid, he querido rendirle homenaje a la ciudad que me vio nacer y me dio asilo durante mis casi primeros diecinueve años de vida. Desde la distancia, donde el océano y los mares separan a los hijos de las madres, uno de ellos, lejos aunque ni mucho menos distante, le agradece por todas las experiencias, buenas y malas, vividas y sufridas en la que fue y siempre será mi primera casa.