lunes, 28 de julio de 2008

¿Casualidades?



El nuevo iPod y el nuevo iPhone contarán, ambos, con tres fotografías tomadas por mí en la ciudad de Zaragoza, España. Las mismas, que se encuentran disponibles tanto en Wikimedia Commons así como en Flickr.com, saldrán al mercado próximamente.

Quien me comunicó la noticia fue Emma Williams, de Schmap, que en una oportunidad me había informado de que esas imágenes - protegidas por licencia 2.0 de reconocimiento requerido (sharealike license) - serían destinadas a una guía de viajes que se centraba en varias ciudades del mundo, y Zaragoza no iba a ser menos. También descubrí, hace unos meses, que dichas imágenes habían sido utilizadas por medios de prensa italianos para promocionar a la capital aragonesa en el exterior.

Cuento esta anécdota, porque en ningún momento se me pasó por la cabeza que algunas de las fotografías en cuestión podrían servir a tales cometidos. De hecho, las tomé en agosto del año pasado, en un wikiencuentro con el usuario Escarlati, del que hablé en una entrada anterior. Fui tomando fotos, porque para mí la ciudad era una novedad y aún conozco relativamente poco de España. Pero bueno, aquí no acaba la cosa. La cámara con la que tomé las fotografías, la obtuve a través de Wikipedia. Sí, así es, fue un regalo inesperado de Ecelan - que es de Zaragoza-, a través de Lourdes Cardenal.

Todo parece señalar que, una vez más, destino y casualidad se dan de la mano. ¿No es una extraña, pero agradable, coincidencia? Tanto el medio - la cámara - como el momento - el wikiencuentro - han tenido algo que ver, sin menospreciar mis dotes como fotógrafo que, al parecer, son mejores de lo que yo pensaba.

Para los curiosos, las fotografías son del Palacio de Aljafería - cuyo artículo destacado en wikipedia lo redactó Escarlati - y del monumento a Goya. Os dejo, como siempre, una breve ilustración. Hasta la siguiente entrada...

domingo, 27 de julio de 2008

La Máscara de la Wikipedia Roja



No, no se trata ni mucho menos de la historia de Edgar Allan Poe "La máscara de la Muerte Roja", pero sí toma como punto de partida esta obra literaria norteamericana.

¿Cuántos de nosotros - colaboradores voluntarios - hemos recibido amenazas, acosos o, incluso, avisos de muerte? La respuesta es ampliamente divulgada. En cierto modo, el paralelismo entre el vándalo, o en su defecto, el usuario anónimo, y la extraña figura misteriosa de rojo, es digno de una película. Por un lado, los rollos políticos traen como consecuencia guerras de ediciones: unos contra otros, mientras buscan a un mediador que lo soluciona callando a ambos, con un tiro en seco a la protección de la página, de modo que no puedan perpetrarla los invasores.

Además de guerras, tenemos vandalismos, que serían como los atentados - a veces con bombas, a veces con protestas y pancartas - que ponen a prueba de fuego la armonía de wikipedia. Es el típico caso de ver a los bibliotecarios como seres "autoritarios", "fascistas" o, como me han dicho hoy, "con afán de protagonismo". Todo un mundo de personas allí fuera, buenos y malos, perpetrando en la enciclopedia, haciéndose eco de una debilidad o distracción del usuario más vulnerable.

Cuando las guerras arrasan, se expulsan a los caídos en combate, que son casi siempre los "malos", aunque, como en cualquier drama, hay para todos los gustos.

Las ventanas, una de cada color, del mismo estilo que las habitaciones, representan a cada artículo y a sus editores, tan diferentes entre sí, pero unidos a la par de la obra que realizan en conjunto. Al final del camino, encontramos al reloj de ébano, al tiempo mismo, efímero y silencioso, que nos va marcando y en el que vamos dejando nuestra pequeña huella antes de, un día, sin pensarlo, desaparecer, tras haber dado una parte de nosotros. La dulce impronta, el esfuerzo de cada cual, tan diversos como los colores, tan diminutos en el universo como personas en una enciclopedia, han dicho adiós, y no se sabe si volverán, porque la wikipedia "roja" les ha marcado con su insignia, una que, sin importar a donde vayamos, es silenciosa y reconocida por todos pero que, con todo, está llena de anonimato y tiene su final. El mío aún no ha llegado, pero estuvo cerca. El de otros ha venido y se ha marchado. Aquí estoy, para no ceder ante ella, la insípida pero siempre presente, guerra wikipédica.

*Nota: para la presente entrada no se ha tenido en cuenta ni al Cojuelo ni a ningún otro usuario en especial.

sábado, 26 de julio de 2008

Dos años han pasado...

...desde mi primera edición, un día como hoy, 26 de julio de 2006, sobre la madrugada. Ni falta hace que recuerde aquí mismo la celebración de mi primer aniversario, que tuvo lugar en mi antiguo blog "La cueva de Gustavo86". Para los curiosos, el bibliotecario que me dio la bienvenida, Equi, ya no está activo en wikipedia, como tampoco lo está Jorgechp, quien propuso mi primer destacado allá por agosto de 2006. Ni hablemos de otros tantos usuarios que nos han dejado y de los muchos que, por suerte, han venido.

Este año pretendo ser menos festivo pero más reflexivo. Para los que dicen que la madurez llega con la experiencia, no puedo negar ni por un momento en que a medida que pasan los días aprendo cosas nuevas y dejo que la gente me sorprenda. Han transcurrido doce meses más desde mi última entrada sobre el tema. Quizás corresponda recordar aquellos tiempos, no tan lejanos pero sí distantes, en los que unos pocos teníamos blogs (llegué a tener dos a la vez) y no estaban tan de moda como hoy.

Los tiempos son otros, las personas lo sienten y lo sufren a diario. Ya no existe el clima de hace un año y mucho menos el de hace dos. Insinuaba en una entrada que hay quienes consideran que he cambiado. La consideración queda en manos de quien la tenga y sea objetivo (¿utópico, no?) para darla. Hace un año atrás ya era bibliotecario, ya había redactado nueve de mis diez artículos destacados y mi participación como editor era más activa, aunque iba en decadencia.

Sin embargo, no fue hasta enero de este año cuando asumí una nueva responsabilidad que me acompañará hasta el último día del 2008: la de miembro del CRC. No es la gran cosa y no compensa demasiado para las críticas, casi siempre duras, que recibes por tu trabajo. Aún así, quise darle una mano más a la comunidad y aquí estoy, resolviendo conflictos e intentando no involucrarme demasiado en ellos. ¿Tarea difícil, verdad?

Un balance actual, y general, de todo lo que ha ocurrido en estos últimos 366 días es superfluo. Muchos se preguntarán si realmente ha disminuido mi labor como editor desde que comencé a tener otras "obligaciones". Lo cierto es que, aunque así parezca, diría que es realmente todo lo contrario. Nunca mejor momento para decir que "las apariencias engañan". He dedicado este último año en dividir mi trabajo como profesor, "cerrecero", bibliotecario y editor, de la siguiente forma:

  • Más de 5.200 ediciones nuevas, sumadas a las 6.000 del año anterior, con lo que llego a superar las 11.000 contribuciones, casi todas ellas en mantenimiento.
  • Más de 3.500 ediciones nuevas en la viquipèdia catalana, partiendo desde cero, con lo cual, si sumamos a las contribuciones anteriores, da un total de casi 9.000 ediciones en el último año.
  • Desde octubre hasta abril, estuve trabajando en el que se convertiría en mi primer "article de qualitat" en catalán.
  • Dentro del CRC, de enero hasta la fecha, exceptuando un mes en el que estuve de baja, he participado de forma activa y me considero predispuesto al trabajo en equipo. He tenido la posibilidad de relacionarme más con la gente, tanto a través de las listas de correo como a consecuencia de algunos wikiencuentros (véase el de Barcelona, el diciembre pasado).
  • He aparecido en dos periódicos - uno uruguayo y otro español - y en un programa de radio.
¿Puedo sentirme contento, o satisfecho, de haber labrado contra viento y marea, sacando de abajo de las piedras para poder dedicar algunos minutos a este proyecto? Ciertamente, el año pasado me planteé retos, algunos de los cuales pude cumplir y otros, por circunstancias de la vida, han quedado por el camino. Ahora, si tengo tiempo y buena salud, me espera un nuevo año por delante, 365 días en los que espero seguir dándolo todo y exigirme más a mí mismo. Os doy un profundo agradecimiento a todos por el apoyo de siempre, sin el cual no podría estar donde estoy. Gracias, de todo corazón, y a por más cosas. Nos vemos en la siguiente entrada.

jueves, 24 de julio de 2008

Vandalismo desde cadenas televisivas

No es curioso, de hecho, tampoco es de sorprender que las cadenas televisivas busquen subir su ráting a cuesta de aventuras cada vez más osadas y menos respetuosas con el prójimo.

En el caso de la Wikipedia, tenemos a Antena 3 y TVE como las precursoras de este movimiento pueril y descarado. En el caso de la primera, vino con un vandalismo en el artículo del cantante Elvis Presley. También se ha vandalizado desde sedes gubernamentales, como en una oportunidad comenté en otra entrada sobre el caso del Vaticano.

Atrás en el tiempo han quedado esas cosas, pero no por eso han sido enterradas. Desde el vandalismo del grupo rebelion.org hasta la reciente hazaña del canal de televisión español La Sexta, día a día los medios de comunicación y las asociaciones mismas atentan contra la fiabilidad de esta enciclopedia, actualmente, junto a facebook, uno de los sitios web más visitados del mundo.

Ahora bien, si nos concentramos en el último vandalismo más conocido, el de La Sexta, podemos sacar algunas conclusiones en concreto. Primero, que quien añadió ese contenido "falso" (hoax) fue uno de los periodistas del programa de humor "El Follonero". El mismo, utilizaba una cuenta con el nombre de Laieta80. El presunto atentado cibernético tuvo lugar en el mes de abril, concretamente el día 17, en el artículo "audímetro". El resto consistía, básicamente, en corroborar si cualquier información que se introdujera en un artículo X, podría subsistir demasiado tiempo sin ser detectada y, en consecuencia, revertida. Pues, al parecer, aunque el vandalismo no suele triunfar durante mucho tiempo, este hoax se filtró entre los datos de un artículo, dando la impresión, errónea, de que en Wikipedia la fiabilidad de sus artículos está en tela de juicio.

Yo mismo, en una entrevista con la cadena SER en Barcelona, el pasado mes de junio, respondí a una serie de preguntas de los periodistas sobre la calidad de los contenidos y de quienes pueden editar y quienes llevan a cabo las revisiones. La cuestión de si un artículo es "reliable" o no, dependerá de sus fuentes, de sus referencias y, en muchos casos, del historial de su editor.

Ahora bien, volviendo al tema La Sexta, el bibliotecario Fernando Estel procedió a un bloqueo inmediato e infinito para el usuario en cuestión, así como a la protección del artículo "vandalizado". En lo que concierne a mi actuación, me limité a dejarle una dura reprimenda al vándalo de turno, además de publicar la noticia en el Café y en las listas de la comunidad y de bibliotecarios. Aunque el tema suscitó polémica y se volvieron a abrir vías en defensa de una y otra parte, lo cierto es que, en general, se le restó importancia.

Curioseando por la web, sin embargo, me encontré con un sitio llamado blumex.net, donde se citaba el caso y se dejaba entrever, a modo de síntesis, mis reclamos al periodista responsable del acto que nos ocupa. Aquí os dejo mi condena a esta serie de hechos, que no solo perjudican nuestro trabajo, sino que, además, supone un desgaste innecesario de recursos. Una vez más, hacemos cualquier cosa con tal de tener más audiencia y eso no ocurre sólo con los canales de televisión, sino también con periódicos, programas de radio e incluso ¡blogs!

¿A dónde estamos llegando? Como digo siempre, que cada uno saque sus propias conclusiones.

Semana de locos: todo cambia...

La última semana ha sido, sin duda, una de las más caóticas desde que estoy en Wikipedia. Primero, se abre una "contra-CAB", para la cual no existe un proceso "legitimo" y no era algo que tuviera precedente.

Lo que más me sorprendió de la situación fue, quizás, que bibliotecarios cuya antigüedad es sabida y reconocida, apoyaran la iniciativa basándose en criterios dudosos de participación (Sí, Sanbec, dudosos, porque primero se dijo dos años y cinco mil ediciones, luego se ¿cambió?). Pero, si a este "circo romano" le sumamos más ingredientes como, por ejemplo, las confrontaciones y la polémica suscitada, sobre todo a partir de que C'est moi dijera que fue por iniciativa propia, todo el hecho fue, y es, un completo meollo.

¿Qué hizo el CRC? Pues, actuó de la forma que consideró más apropiada, tomándose atribuciones que le son propias y le vienen a la zaga. En el apartado 4 de "motivación", lo deja muy claro.

El jueves, hace exactamente una semana, las primeras divisiones comenzaron a ser más latentes. Hubo quienes se opusieron y criticaron la acción del Comité - Drini, Tano, Sanbec, etc - y quienes, por el contrario, la aplaudieron o dieron su voto de confianza - Lin linao, Ensada, Jarke, entre otros.

Se me preguntaba en otro blog si yo sería capaz de tomar decisiones impopulares. La persona que hizo la pregunta se olvidó de que llevo una temporada en la que, para bien o para mal, me importa menos el qué dirán y mucho más lo que yo pienso, algo que, por otro lado, me ha traído algún problema añadido, como es lógico, pero del que hablaré en otra entrada.

Finalmente, se me cuestiona por mi reproche a Taichi en la lista general de correo. Mi sana intención fue poner de relieve que, mientras hay gente que estaba trabajando, otros optaron por marcharse sin dar explicaciones y emitiendo un duro portazo (lo de las causas personales vino después). Pero bueno, esa sanción personal, o mejor dicho "moral", fue programada y prevista desde el primer día de julio, cuando entre los nueve "cerreceros" acordamos que dejaríamos en evidencia a quien no trabajara, básicamente para garantizar una transparencia y para que quienes se esforzaran no se vieran arrastrados en los prejuicios a causa de quienes estuvieron más ausentes, cosa que me ocurrió en el semestre anterior.

Por suerte, no me puedo quejar de no haber recibido apoyo. Es más, puedo incluso presumir de ello. La actitud de mis compañeros de Wikipedia, de mis amigos, y de mi familia, ha sido lo único que yo esperaba y si ellos me entienden no veo por qué me tengo que justificar ante cualquier otro "tercero". Después de todo, quien opine lo contrario, estoy seguro de que no me conoce en persona o, lo que es peor, me conoce a través de otras personas que enseñan de mí la faceta que más les conviene (¡obra derivada!)

Para acabar, hay quienes dicen que he cambiado. Hay quienes sostienen que yo era más "dulce y pasivo". Esta cuestión me ha planteado algunas interrogantes del tipo ¿he cambiado realmente? ¿soy más duro e impulsivo? ¿me estoy moviendo más por lo pasional que por lo cerebral? ¿será cosa del verano o será, por el contrario, la presión que llevo de estar desde enero en el CRC y aguantar críticas, comentarios injustificados y, encima de todo, peleas y reclamos? ¿Verdad que la situación actual no es la misma que la de hace un año? Si Wikipedia cambia y los tiempos son otros, con más responsabilidades y mayor crispación, ¿no es normal que tenga un poco menos de paciencia que antes?

Pero no. De todas formas debo darles a esas personas la razón. Resulta que anoche, mientras navegaba por internet, me apareció un test así de repente, como si hubiera estado hecho para mí en ese preciso momento. El mismo decía: "Compruebe si se está pareciendo a Risto Mejide" (Aclaro, para quienes no sepan que el señor Risto Mejide es un reconocido crítico publicitario y miembro del jurado en varias ediciones del programa de la cadena española Telecinco, de nombre "Operación Triunfo").

¿Ya sabéis lo que me dijo el test? Pues, aquí os va la respuesta:
¡Empiezas a parecerte a Risto Mejide! Aunque eres capaz de medir tus palabras en situaciones comprometidas, dices lo que piensas. Los que te conocen saben que en el fondo no querías ofender a nadie, ¡y es cierto!, por eso siempre intentas dar una de cal y otra de arena.


La verdad es que no sé qué me sorprende más, si que un test me conozca mejor que algunos de mis amigos o el hecho de que, a la vista de lo que dice, esté cambiando y poco a poco vaya mostrando una nueva faceta mía que nadie, incluso yo, conocía. Sea lo que fuere, lo analizaremos en otra entrada. Os dejo con un vídeo del personaje en cuestión.

viernes, 4 de julio de 2008

Wikipedistas fallecidos


Ya tenemos una sección para los wikipedistas fallecidos.

La iniciativa, debatida en torno a una muerte reciente, se ha inspirado en la versión inglesa titulada Wikipedia:Deceased Wikipedians. Esta categoría, que ya tiene correspondencias en holandés y noruego, ahora tiene cabida en wikipedia en español, con la polémica y el debate que supone y que suscita. Sin embargo, en el fondo, no es una sección que pretenda rendir homenaje a un editor comprometido que ha perdido la vida, sino dejar constancia de su paso por wikipedia y de una pequeña porción de su labor en lo efímera que es la existencia humana.




Be aware of the sock puppets



El pucherazo del TAB

Os informo a todos los que no sepáis lo que es un TAB, que esta sigla singular hace alusión, nada menos, que al Tablón de Anuncio de Bibliotecarios; vamos, el de toda la vida.

Me remito a este tema porque considero que en esta última semana han ocurrido cosas, como en todas, pero que me ofrecen particular interés precisamente porque estuve involucrado en ellas. El primer paso fue que Ecemaml, un bibliotecario de la wikipedia en español, que edita desde 2005, tuvo desavenencias con otro usuario, también bibliotecario, y conocido como C'est moi. Ahora bien, presentadas las partes, procedo a citarme en el que fue un intento fallido - o llámese fútil - de mediación ante lo que se veía venir:

...Él (Ecemaml) respondió en consecuencia, exigiendo, escuetamente, una explicación. C'est moi se la dio, pero el argumento utilizado no convenció y mucho menos lo hizo que el usuario en cuestión enseguida utilizara el imperativo, como respuesta, para advertirle a Ecemaml de que revirtiera los cambios que había hecho. El "modus operandi" de ambos fue incorrecto. La situación fue a peor cuando C'est moi utiliza los avisos automáticos que generalmente usamos para advertir a los vándalos de su mal comportamiento. La actitud no sólo no estuvo acertada, sino que, además, resultó ofensiva. Las expresiones de Ecemaml fueron, por su parte, también poco afortunadas pero en ningún momento se llegó al límite de faltar abiertamente a la etiqueta, motivo por el cual he revertido las advertencias de C'est moi, además teniendo en cuenta que Ecemaml había modificado algunas de sus palabras, para ajustarse más al lenguaje limpio. Por tanto, concluyo que Ecemaml hizo bien en escribirle a Gizmo en esa página, por lo que no encuentro falta en eso, como tampoco la encuentro en la presunta falta a la etiqueta. GuS - ¡Dialoguemos! 16:56 30 jun 2008 (UTC)


Hasta aquí, todo muy bien. Luego, como el problema no dio tregua, continuaron las contestaciones y el clima hostil se acentuó a tal extremo que ni Racso, ni Millars, ni Lourdes ni yo pudimos hacer demasiado por remediar el paño.

A todo esto, y como se deduce de ese fragmento, califiqué como errónea la actitud de C'est moi en cuanto a borrar los mensajes de Ecemaml y de advertirle de sus actitudes presuntamente "vandálicas". A este último simplemente advertí del mal manejo de sus términos para referirse a otros. No fue para nada acertado el uso del término "patético", acompañado de un sugerente emoticón.

Pero bueno, resumiendo todo este "hilo argumental", no conforme con mi intento formal de mediación, Ecemaml se sintió ofendido al ser puesto en la misma posición que el agresor, por lo que mi actitud fue calificada de "injusta" y de cierto modo tuve
"parte de la culpa (la tienen los biblios) que asisten a estas acciones sin decir ni pío y luego tratan a ambas partes por igual."


En efecto, comprendo su reclamo y lo comparto. Tampoco se me escapa que precisamente un poco más abajo, si leemos detenidamente, podemos entrever lo siguiente, también en palabras de Ecemaml:
En cualquier otro hubiesen supuesto un bloqueo ipso facto, pero claro, aplicar las políticas podría suponer parcialidad, cuando es mucho más sencillo echarle la bronca a ambos por igual.


Es evidente que, basándose en su punto de vista, más en una "posible", aunque no exclusiva, forma de actuar de los bibliotecarios que acudimos, según palabras de Sanbec, sin "hacer nada", se procedió a bloquear a C'est moi, utilizando como pretexto que había abusado del "sistema" y que no había agotado otros recursos antes de llegar a instancias del TAB en cuestión. Sanbec ejecuta el bloqueo, Millars presenta alguna objeción en su comienzo, yo también dejo mi comentario, y Alhen procede a rechazar la eventual petición de desbloqueo por parte del solicitante.

Conclusiones:

  1. C'est moi nunca reconoció haberse equivocado, por lo que tampoco pidió disculpas a Ecemaml y se mantuvo siempre a la defensiva.
  2. El tono de Ecemaml generó que la respuesta de C'est moi tampoco fuera la mejor. La situación se convirtió, pues, en un suculento intercambio de pareceres.
  3. Retiré los avisos de vandalismo impuestos por C'est moi a Ecemaml, en base a sus "malas" palabras. Califiqué su actitud de extremista, ante lo cual me pidió una explicación que supe darle en la medida que creí pertinente. Añádase que Petronas intervino sin éxito alguno.
  4. C'est moi llevó el asunto al TAB, sin agotar otros medios, por lo que se continuó con el tema allí. Tras las opiniones, los conflictos, y las pautas de cada uno, se dejó el tema aparcado.
  5. A todo esto, llega Sanbec, lee lo que ha ocurrido y accede a la petición de bloqueo por parte de Ecemaml. También es importante aclarar que el bloqueo fue breve, de sólo dos días, con opción a menos o a más, pero no sin antes consultar con el bibliotecario que lo impuso.
  6. En resumen: C'est moi fue bloqueado no por la falta inicial, sino por hacer abuso del TAB. Hicieron falta ocho bibliotecarios y ex bibliotecarios - Millars, Racso, Lourdes, Petronas, Chabacano, Sanbec, Alhen y yo - para tratar sobre algo cuyo motivo de ser parecía originado en una simple nimiedad tan llamativa como discutir por dónde iba el mensaje al usuario Gizmo, cuando los dos sitios eran igualmente válidos. Como el orgullo pudo más que la humildad, se fue haciendo montones con la pala y se llegó a levantar una duna de lo que en principio era un castillo de arena.
Que conste que todas las opiniones expresadas son personales, por lo que no involucran a ninguna de las partes mencionadas, excepto en los casos donde se les ha citado de "puño y letra".

miércoles, 2 de julio de 2008

"Mini"(wiki)encuentro con el usuario Millars



La semana pasada estuve ausente de wikipedia, lo que por un lado me ha servido no sólo para coger un bronceado en la fabulosa playa mediterránea de Peñíscola, sino también para descargar tensiones y valorar otras situaciones a las que te lleva la vida.

Por un lado, el miércoles 25 de junio tuve el placer, y el privilegio, de conocer "en persona" a Millars, un editor valenciano, oriundo de la ciudad de Villarreal, en la provincia de Castellón. Con él traté de diversos temas, muchos de ellos en torno a wikipedia y la actualidad que engloba a este gran proyecto. Otro, no menos importante, fue el tema de los topónimos, la política y el nacionalismo, acompañado cómo no, por un repaso de la historia española moderna. Además del recorrido por el lugar, que debo reconocer que ha sido provechoso a nivel personal y cultural, tuvimos una charla "internacional" y futbolística: nótese que el usuario en cuestión, al igual que yo, compartimos la común afición por este deporte y que su club, el Villarreal Club de Fútbol, tuvo y tiene nada menos que a varios jugadores uruguayos en su plantilla. Si a esta discusión le sumamos que la selección española estaba por jugar la semifinal ante Rusia por la Eurocopa, entonces hubo más material de fondo para tratar sobre la mesa.

Es más, como anécdota, contaré que tanto Millars como yo tuvimos nuestros pequeños desencuentros, principalmente a partir de que, como es lógico, hablamos diferentes formas dialectales del español (castellano). Pondré como ejemplo dos cosas que me vienen a la mente. La primera, cuando le dije que me encontraba a diez "cuadras" de él, no comprendió a qué me refería con la palabra "cuadra", un término que uso habitualmente y que para mí es completamente normal. Así que, cuando cayó en la cuenta, dedujo que se trataba de "manzanas" o minutos de distancia, lo cual, efectivamente, acertó. La segunda cruzada llegó cuando me preguntó por qué equipo hinchaba para el partido España-Rusia, teniendo en cuenta que mi segundo apellido es ruso y que, por ende, tengo esa ascendencia por vía materna. A su interrogante, respondí, más o menos, con la siguiente frase: "Yo hincho por España, excepto si juega ante Rusia o Italia. De hecho, hasta ayer estuve con una remera rusa."

Ahora bien, con su mirada pude inferir que no había "captado" mi mensaje pero, como asintió con la cabeza, no dije más nada. La duda saldría a flote, nuevamente, momentos después, cuando me confesó que al oírme decir "remera rusa" se pensó que me refería a una "deportista rusa que hace remo (canotaje)", en vez de "camiseta". La situación, producto siempre de localismos, se presentó cómica. Ni hablemos de otras pequeñas nimiedades que, comunicación entre medio, no generaron confusión.

Como nota, quisiera agregar que, llevando tres años en Cataluña, siempre me sorprendo al ir a la Comunidad Valenciana. Allí, su idioma, el valenciano, se entremezcla con el español (castellano). De hecho, muchos de los lugareños parecían desconocer o tener poco dominio de esa lengua, pero sí en cambio se manejaban bastante bien en castellano. Por no decir que, entre turistas con un marcado acento alemán y coches que procedían de diferentes sitios de España y Europa, la ciudad era muy cosmopolita. No era de extrañarse, pues, caminar por las calles y escuchar diferentes lenguas a la par o entrar a un bar y presenciar a los diversos europeos apoyando a sus respectivas selecciones de fútbol durante el torneo.

Volviendo al tema que acontece, quiero desde aquí enviar un profundo agradecimiento a Millars por su calidad humana y por haberse tomado la molestia de hacer 80 kilómetros para asistir a este encuentro. Como sello de oro, ambos habíamos quedado en encontrarnos en el "castillo del Papa Luna." El problema es que él (Millars) aguardaba en la parte superior, a la entrada, y yo, mientras tanto, daba miles de vueltas alrededor de la muralla, por lo que, pese a estar a unos metros de distancia, el desencuentro inicial fue tal que fuimos incapaces de coincidir en más de media hora, de no ser porque me llamó al móvil y, por así decirlo, yo iba vestido de rojo para "sobresaltar" un poco.

Así y todo, la tarde fue agradable y el recuerdo que me llevo será, sin lugar a dudas, memorable. Salud y hasta la próxima entrada.

martes, 1 de julio de 2008

El cuarto (IV) CRC

Tras una reñida votación, ya tenemos a los nueve integrantes - siete titulares y dos suplentes - que formarán parte del nuevo y cuarto período desde la creación de este Comité. Una de las novedades, además de que hubo pocos candidatos (18) y se dio una renuncia de por medio, la de Raystorm, es que hubo también poco interés por parte de buena parte de la comunidad, y por qué no, de los propios candidatos.

De este modo, el presente Comité, que se extenderá desde el 1 de julio hasta el 31 de diciembre de 2008, contará con la presencia de miembros que ya habían formado parte del "órgano" con anterioridad a la fecha. Entre ellos tenemos los casos de Gizmo II, Taichi y Alhen, que formaron parte de los dos primeros períodos (2007-2008), y a Bucephala y a mí, Góngora, que formamos parte del anterior Comité, el tercero, como suplente y titular, respectivamente. Por su parte, Cinabrium, Ecemaml, Morza y Cratón se estrenan con esta nueva conformación.

De personalidades encontradas, este Comité deberá hacer frente a los errores cometidos en otras legislaturas (I, II y III). No será fácil, porque además de la presión de la "comunidad", tenemos que hacer a un lado nuestras diferencias si pretendemos funcionar como grupo. Y, para que nadie se sorprenda, Raystorm se ha autoproclamado como nuestra peor crítica, por lo que seguramente la tengamos los próximos seis meses vigilando el trabajo que hacemos. ¡Madre mía!

Quiero acabar, dando las gracias una vez más a todas las personas que han confiado en mi candidatura, la tercera, y la segunda exitosa, para seguir formando parte del CRC seis meses más. A todos ellos me debo y a todos ellos les dedico esta entrada, con la esperanza de que este voto de confianza siga tan vivo como hasta ahora, pese a que, como he dicho antes, formé parte activa del CRC que, sin lugar a dudas, ha sido el más cuestionado en la historia de wikipedia en español.

Y, finalmente, por si no ha quedado claro, estoy satisfecho con el 80% de mi desempeño en el anterior semestre, por lo que me planteo seguir como hasta ahora, buscando mejorar ese 20% restante, siempre y cuando la situación me lo permita y la fuerza no me falte.

Miembros electos, por cantidad de votos:

  1. Góngora (86)
  2. Bucephala (79)
  3. Alhen (78)
  4. Ecemaml (74)
  5. Cinabrium (73)
  6. Gizmo II (73)
  7. Taichi (72)
  8. Cratón (72) - 1º suplente
  9. Morza (68) - 2º suplente
  • ACTUALIZACIÓN (24/07/2008): Los votos de los usuarios Paladio (títere de Dark) y Dermot (títere de Rafax/Vitamine) no cuentan y han sido anulados.