miércoles, 31 de diciembre de 2008

Se va el 2008...

Faltan escasas horas para que acabe el año y sería justo hacer un breve repaso de algunos hechos destacados que han tenido lugar en los últimos 366 días (sí, fue un año bisiesto).

¿Cómo llevar a cabo un recuento de lo ocurrido dentro y fuera de wikipedia? Pues, no es tarea fácil, pero haré lo posible, al menos enfocado desde mi punto de vista personal y de mis vivencias como usuario del proyecto.

Para comenzar, este ha sido el año de los blogs. Seguramente habréis notado que se ha abusado mucho de este recurso, incluso para criticar, desprestigiar, desahogarse o comentar algo. Algunos blogs, debo decir, siguen la línea de siempre, la que han arrastrado desde años anteriores. Casi todos ellos, salvo algunas y remotas excepciones, merecen todo mi respeto.

En lo referente a la enciclopedia, este año me ha visto en el CRC (si es que aún recuerdo el mensaje de Roy como si fuera ayer). Tras una votación en la que salí elegido tercero, me sumé a dicho órgano el 1 de enero. En junio renové mi compromiso, consiguiendo que la comunidad volviera a depositar su confianza en mí como mediador. No obstante, no hemos estado exentos de crítica. Ciertos compañeros, algunos con muchísima razón, otros con menos, y definitivamente el resto sólo por envidia, han criticado nuestra labor. Yo, desde luego, y aunque reconozco que no hemos tenido la mejor de las gestiones, pongo fe, siempre de mi parte, en que he hecho todo lo que estuvo a mi alcance para conseguir que el órgano saliera a flote. Ya me habréis visto discutir en el Café o en la misma página del CRC por defender mi trabajo y lo que pienso. En ese sentido, soy sincero, y he intentado ser imparcial en muchas ocasiones, al punto de que he llegado a discutir con personas cuyas ideas son igual de válidas que las mías. Y creo que lo he comentado anteriormente, en alguna entrada, pero cuando se tuvo que actuar de oficio se hizo y cuando se tuvo que tomar la firme, y nada fácil, decisión de destituir a un bibliotecario - algo sin precedente en wikipedia en español - también se hizo. El 2009 comenzará sin CRC. Veamos, pues, qué tal se dan las cosas...

Ahora, cambiando bruscamente de tema, el 2008 ha tenido otros momentos más y menos agradables. Mi intención, no obstante, es resaltar lo bueno, aquella luz al final del camino, que aunque inmersa en la oscuridad, su destello y su brillar nos incentiva a llegar hasta el fin y enfrentarnos a las adversidades.

Del 2008 destaco los wikiencuentros. Creo que, al menos a nivel de España, se han potenciado bastante, sobre todo en ciudades como Madrid, Barcelona o Valladolid, por solo decir algunos nombres. Personalmente, he tenido la oportunidad de conocer a grandes compañeros, y aún así, estupendos amigos. En junio tuve un anecdótico encuentro con Millars, que fue capaz de trasladarse en coche unos cuantos kilómetros hasta donde yo me encontraba para conocernos. Eso sí tiene mucho mérito. Dos meses después, recorrí nuevamente las calles de Barcelona, así como otros sitios pintorescos de la ciudad condal junto a un guía de excepción: Mutari. Y, más recientemente, en mi paso por Madrid, conocí a tres bibliotecarios con los que, pese a nuestras diferencias, pasé un momento agradable.

El camino es largo, como podréis ver, y seguramente el año próximo nos depare nuevas sorpresas. A nivel "virtual" he potenciado nuevas amistades, he conocido gente fabulosa, y he mantenido - con raras excepciones - los vínculos de siempre con personas que han sido predispuestas a mostrarse receptivas y cercanas.

A nivel profesional, tal vez debo destacar mi primer artículo en catalán, que espero no sea el último. Me he integrado más a la comunidad catalanoparlante, de la que aún tengo mucho que aprender. También, en la misma línea, ocuparon un lugar importante las tres entrevistas que concedí a los medios de prensa. No es menos gratificante el hecho de que el nuevo Ipod cuente con fotos tomadas por mi persona. Como autocrítica, me gustaría recalcar que me hubiera gustado dar más pero el 2008 ha sido un año seco y tan solo he conseguido dos artículos destacados, es decir, menos de la mitad de los que había redactado en 2007 y, sin duda, aún menos que los del 2006. A mi favor diré que estar un año frente al CRC y otras obligaciones personales no me han dejado espacio a más. Pero, si consigo poner ciertas cosas en orden, puede que el 2009 sea un año productivo a nivel editorial en muchos sentidos. Como de productivo fue que consiguiera publicar mi primer libro en formato electrónico e impreso.

Como broche de oro, no puedo obviar dos cosas. La primera ha sido la candidatura de Santiperez. Creo que, independientemente de que los méritos sean suyos, ha sido un placer poder contar con su aprobación para ser el "padrino" junto a, nada más ni nada menos, que a mi estimada compañera, amiga y también "wikiahijada" Yeza. Como segundo escalafón, pero no menos importante, quisiera despedir esta entrada agradeciendo a toda esa gente que se ha preocupado por mí a lo largo de todo el año y que lo sigue haciendo en los mejores y en los peores momentos. Los mensajes de apoyo que recibo y sus ánimos son los que me incentivan a seguir trabajando (les debo unos cuantos correos, lo sé). A todos ellos dedico esta entrada con la que también cierro el primer aniversario del blog.

¡¡Feliz 2009 para todos!!

martes, 2 de diciembre de 2008

La familia y el burro

Había una vez un matrimonio con su hijo de doce años. Juntos decidieron trabajar, viajar y conocer el mundo con su burro.

Al pasar por el primer pueblo, los locales comentaban: "Mira a ese niño maleducado, él arriba del burro y sus padres, ya grandes, llevándolo de las riendas." La mujer mira a su marido y le dice: "Cariño, no permitamos que hablen mal del niño." Así, pues, lo bajan del burro y se sube el padre encima, mientras el hijo y la mujer iban a pie.

Al llegar al segundo pueblo, la gente murmuraba: "¡Mira a ese sinvergüenza, dejando que la pobre criatura y la mujer tiren del burro mientras él va muy cómodo sobre él!" Por consiguiente, padre e hijo deciden subir a la madre al burro y tirar entre los dos de las riendas del animal.

Al cruzar el tercer pueblo, la gente comentaba: "Mira a ese pobre hombre, después de trabajar todo el día, ahora encima tiene que llevar a su mujer. Y mira al niño, ¡qué le espera con esa madre!" Por tanto, los tres tomaron la firme decisión de montarse sobre el burro, para evitar las críticas.

Entonces, al atravesar el cuarto pueblo, la gente se quejaba: "¡Mira a esos tres bestias, montados sobre el pobre burro, le van a destrozar la columna!" Fue así como entonces la familia decidió bajarse del burro y caminar junto a él, en igualdad de condiciones.

Finalmente, al arribar al quinto pueblo, la gente se burlaba: "¡Mira a esos tres que, pudiendo ir montados sobre el burro, caminan a su lado! No se puede ser más tonto."

Conclusión

Hagas lo que hagas, sin importar los medios para conseguirlo, serás criticado. Nunca conformarás a todos, por lo que no te esfuerces. Vive la vida como si nada y no le des más importancia a las criticas de la que realmente tienen. Nadie puede vivir por ti ni ser juez para decirte cómo hacer tu trabajo.

*Actualización: Por cierto, ya se ha abierto el plazo para que los masoquistas valientes voluntarios se postulen al que sería - siempre que no lo revoquen - el quinto CRC. De momento hay poco movimiento, aunque eso sí, aún faltan dos semanas para que expire el plazo de presentación de candidaturas. A todo esto, me pregunto una cosa: ¿todos los bloggeros, foreros, cafeteros y comentaristas de turno que están en contra del funcionamiento del CRC - o de la gestión de sus miembros - tendrán realmente lo que se necesita para presentarse en pro del cambio y permitirnos verlos en acción? Será interesante ver cuántas personas son capaces de asumir la responsabilidad que eso conlleva. De momento, veo muy poca gente dispuesta. Ojalá me equivoque. ¿O no?