lunes, 21 de diciembre de 2009

Ha comenzado


-Mamá, mamá...
-¿Si, hijo?
-En el cole me enviaron hacer un trabajo sobre el invierno...
-Ajá, ¿y?
-Pues...que no sé lo que es pero la profe nos dijo que era algo que nuestros padres y abuelos habían vivido.


...el invierno o, al menos, lo que nos va quedando de él -y mientras no haya acuerdo respecto a las medidas que se vayan a tomar de cara al cambio climático, lo tendremos chungo (por utilizar una expresión coloquial).

El otro día leía en un periódico que EEUU se salta a la UE -cuándo no- y realiza un pacto con China, Sudáfrica y la India para disminuir la contaminación y las emanaciones de dióxido de carbono. Bienvenido sea si sirve para remediar el daño que ya está hecho. No obstante, creo recordar que hay ciertos políticos que aún se muestran reticentes a aceptar que el mundo está cambiando y, en parte, gracias a la sabia mano del hombre. Ni qué decir que si diez años atrás planteabas esta probabilidad te tachaban enseguida de friqui o subnormal. En cierto modo, aún no hemos alcanzado consciencia de ello y, como el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, ya nos podemos imaginar el desenlace de esta historia (y no, no me refería precisamente a esta historia).

Polémicas aparte y diferencias donde las haya, considero que ya es hora de sentar cabeza, dejar de lado ciertos egos y replantearse algunas responsabilidades. Sé que resulta ficticio imaginarse a la Tierra bajo agua o increíble el solo hecho de pensar que en un futuro nuestros nietos no van a poder disfrutar de la playa como lo hacemos nosotros ahora. Pero, es lo que hay, en parte la hemos cagado pero imagino yo que algo podrá hacerse para suavizar los efectos devastadores (o colaterales, como Vd. prefiera). Talar miles de hectáreas de selva amazónica por año no es una solución, lo siento señores.

Esta mañana he despertado y, al abrir la cortina de mi casa, he visto que aún hay esperanza. El invierno acaba de comenzar, al menos en esta zona del planeta, y, como en las mejores pelis, vino acompañado de mucha nieve. Inusual tratándose de tiempos como estos, pero ya veis que no es improbable. La pregunta es qué podemos hacer para que deje de ser "inusual" y, más aún, para que hoy o mañana no pase de ser "improbable" y se convierta en un "imposible".

Góngora dixit.

2 comentarios:

Ensada dijo...

¿Que cambio climático? Ayer nevaba a nivel del mar en Sada, solo hacía 20 años que no lo veía. Pero eso no significa que haya cambio climático, solo que es invierno, me lo acaba de decir el oso polar que se ha venido a vivir al apartamento de al lado.

Góngora dijo...

Jaja, pues a mí me lo han dicho las cotorras argentinas que se sienten muy a gusto en Cataluña, aunque por motivo diferente, claro, XD