viernes, 22 de enero de 2010

Cultura


Ricardo Mella

Hoy me he levantado con el día radical, así que toca propuesta radical, de estas que luego me causan algún disgusto en mi correo.

El caso es que uno se pasa la vida viendo como determinados países son estados fallidos, eufemismo a la moda para decir que están literalmente muertos de asco. Gobiernos corruptos y esquilmadores, mala distribución de la riqueza (o buena, pero visto desde el lado de los que la tienen), guerra, hambre, miseria; muerte y desolación. Señores de la guerra siendo los virtuales dueños de medio país o grupos de narcotraficantes o guerrilleros más o menos izquierdistas.

Mucho se despotrica también sobre los motivos de estos fallos, se pontifica, se desbarra, se marea la perdiz internacionalmente. Sobre las consecuencias no, éstas están a la vista. Pero a poco que se bucee en los motivos se descubre el fundamental: la ignorancia.

La ignorancia mata, mis queridos amigos. La ignorancia es el principio de todos los males que aquejan a estos países/naciones/estados/batiburrillos. La cultura es lo único que puede lograr que cambie este estado de cosas. Es mucho más difícil, aunque se den casos, convencer a una persona de que haga estallar los explosivos con los que carga, entrar en un grupo guerrillero o dedicarse al narcotráfico, a una persona culta que a otra ignorante.

Pues bien, si la cultura es lo que logrará que cambien este estado de cosas, dediquémonos a ella. En vez de apoyar a ONGs dedicadas a muy loables esfuerzos de sanidad, emergencias, salvación de monos bizcos, etc., dediquemos nuestros esfuerzos a apoyar a organizaciones laicas de enseñanza. A ver que lo repito: organizaciones laicas de enseñanza. Demos por perdida esta generación y la siguiente o las que haga falta; la mayor parte de sus componentes van a tener igualmente una vida corta y miserable por muchos parches que les pongamos. Extender la cultura en estos pueblos es lo que hará que no sigan las consignas del ayatollah de turno, que no busquen el dinero fácil de la droga, que no se enganchen a sectas destructivas, que no intenten convencer a tiros de sus ideas a los demás.

El punto de vista paternalista que mantenemos con nuestras ayudas de panem et circenses no es más que una fachada para mantener la imagen que tenemos de nosotros mismos como gente buena y solidaria y así sentirnos un poquito aliviados en nuestras conciencias. No sirve, no sirvió nunca.

Creemos escuelas laicas, apartémosles de curas, políticos y señores de sus guerras, hagamos que sean ellos mismos los que hagan cambiar la situación en sus países y no tendremos que volver a hacer nada más, ellos solos conseguirán lo que quieran ser y esta será la única forma de que haya un cambio permanente. Porque con los métodos actuales el resultado está a la vista, todas estas Somalias, Haitis, Beluchistanes de Abajo, siguen igual de míseros que hace cien años. O mil. Démosles las bases culturales y ellos lo harán solos o estarán condenados a la miseria. Porque ellos son los que se salvarán por sí mismos o nadie lo hará.

Sólo la cultura ha logrado cambiar el mundo, sólo la cultura lo cambiará.

15 comentarios:

Eric dijo...

No puedo estar más de acuerdo, amigo Ensada. Lo que mata a estos países es el círculo vicioso de "ignorancia-miseria-desgobierno-falta de acción eficaz sobre la ignorancia" y vuelta a empezar. El paternalismo que mantenemos hace más daño que bien, porque nos autocomplacemos mandando medicinas y comida para los niños de África o donde sea, y nos parece que educarles es secundario, lo cual es falso. Dales de comer hoy, y tendrán hambre mañana. Edúcales hoy, y podrán comer mañana por su cuenta.

RTB612 dijo...

Alemania nazi era el país más culto de europa, florecían las ciencias y las artes. La cultura no neutraliza los instintos humanos, no elimina la maldad, la crueldad, la ambición ni la codicia.

El laicisismo impuesto también ha provocado resultados desastrosos: Stalin, Mao intentaron imponerlo con métodos atroces. Porque sólo con métodos atroces puedes arrancar creencias tan profundamente arraigadas. Los países laicos tampoco son inmunes a las guerras, menos aún aquellos donde el laicismo es forzado.

Ninguna intervención europea en el extranjero ha solucionado nunca nada. Tampoco tu fórmula de meterles cultura por donde les quepa, que a mi me recuerda mucho al colonialismo español que Haití ya tuvo que sufrir durante siglos. Igual de paternalista.

No hay ninguna palabra mágica que baste con repetirla muchas veces para que los problemas desaparezcan, "cultura" y "laica" tampoco.

Góngora dijo...

Comparto lo que dices al cien por cien, Ensada. De hecho, lo comentaba el otro día con un compañero. Todo está en la cultura.

No hay nada más sencillo que ser rico y corrupto en un país ignorante. A esos políticos de turno no les beneficiaría en nada, por muy triste que parezca, que su gente estudie o al menos sepa leer y escribir.

No hace ni dos siglos, la cultura era para la élite. Mi bisabuelo, con la mentalidad de la época, sostenía que la educación era para los ricos. Y quien llega al poder y se llena de dinero no tiene ni el más mínimo interés en que su situación cambie. Yo creo que por mucha cultura que pongamos sobre la mesa, el mayor problema al que nos enfrentamos es a la corrupción.

Ensada dijo...

Rataube no me cambies de tema y me menciones a los nazis, que enseguida se aplica la conjetura esa y se acaba el debate.

Son casos muy distintos los que te refieres y los que hablo yo. Alemania, China, Rusia, son o eran países consolidados y en los que la cultura ya jugaba un papel. Hitler no se apoyo precisamente en las clases sociales cultas, sino que acabaron todas en el exilio o en los campos de concentración. La imposición del laicismo en la Unión Soviética o en la China capuchina respondía mas bien a la lucha de clases que se intentó imponer y era respuesta al apoyo de los curas respectivos a los estamentos ricos.

De lo que yo estoy hablando es de este grupo de países en la más absoluta miseria, a los cuales se puede pensar que su propia ignorancia los está matando, literalmente. Empezar desde cero con ellos, dándole las bases para que tengan desde donde juzgar los motivos que mueven a curas, generales y políticos puede que consiga que avancen en el buen camino. Esto se logrará aumentando la cultura, sino van dados. Ya se que no es la panacea, pero ayudará. Por lo menos mas que estos parches que se ponen y que no valen objetivamente para nada. Haití, que es el ejemplo de moda hasta el próximo secuestro en Somalia, está igual de podrido que cuando estaban los Duvalier con Papa Doc al frente, hundidos en la miseria mas absoluta y con sus gentes viviendo en un sincretismo religioso, mezcla de catolicismo y vudu, que los lleva a ser una de las puertas de entrada de la droga y a su gente a vivir en una de la miserias mas espantosas, asustados de que venga un zombie y se los coma, en pleno siglo XXI. Por favor. Esto no se cambia con unas cuantas raciones de emergencia, cambiará cuando la propia población se sacuda de encima a chamanes y politicastros o no cambiará.

RTB612 dijo...

No, no se soluciona con unas cuantas raciones de emergencia, pero tampoco se cambia renovando el colonialismo que los condujo a ese estado en primer lugar. Eso de que ir allí para culturizar a esos pobres ignorantes y miserables, llevarles el bienestar, el progreso y la ciencia, es lo que decían los ingleses, franceses, belgas y portugueses cuando iban a saquear África y Asia. Lo que decían los españoles cuando iban a saquear América (ofreciendo la verdadera religión en lugar de "ciencia y progreso", pero el mensaje de supremacía cultural era básicamente el mismo). Lo que propones, en definitiva suena como renovar el colonialismo de retórica paternalista.

A mi me alarma cada vez que escucho a un europeo decir que ustedes saben lo que es mejor para otras zonas del mundo, que la solución está en sus manos, que es su obligación moral intervenir. Por que la historia brinda ejemplos desastrosos de a donde derivan esas intervenciones tan bienintencionadas. Me gustaría conocer un solo ejemplo de una intervención cultural europea que haya sacado a un país tercermundista de la miseria.

Góngora dijo...

Promover o destinar dinero para la educación de los países con altos niveles de analfabetismo no es, a mi entender, una forma de colonialismo.

Si aquel que tiene más dinero puede dar a quien no lo tiene, no veo el problema. Ahora bien, si entran a jugar otros factores como "te presto tanto dinero con determinadas condiciones", pues la cosa cambia. Y me refiero a condiciones que favorezcan al donante en detrimento del receptor. Y aquí te doy la razón, es algo que pasa realmente y sí hay intereses de por medio por parte de algunos países que ostentan el poderío económico para que otros avancen poco o no avancen.

Pero vamos, creo que este no es el caso. Invertir en la educación, pero que sea el propio Estado destinatario el que tenga la potestad de decidir sobre su sistema educativo, suena lo más sensato. Pero aquí viene la paradoja de antes: muchos Estados con altos índices de analfabetismo no tienen interés -mejor dicho, sus respectivos gobiernos no lo tienen- en que cambie su situación a corto plazo. El problema, Rataube, lo veo más en los países pobres que en los ricos e "imperialistas". ¿Quién asegura que el dinero donado para la educación llegue a buen puerto y no se quede en los bolsillos de quienes, en ese país receptor, gobiernan entre analfabetos?

RTB612 dijo...

Ahí está la trampa, si es sin condiciones se puede echar a perder. Pero si es con condiciones entonces es interveniconismo. Si a mi me dicen que hay que donar para la educación y en la misma línea me dicen que hay que promover el laicismo, yo entiendo que se está estableciendo una condición muy clara y concreta. En mi opinión, eso es igual de reprochable que enviar ayuda a condición de que pongan curas en todas las escuelas.

Góngora dijo...

Pues sí, en eso estoy medianamente de acuerdo contigo. Pero en algo que has dicho me diste la razón: sin intervención ese dinero se pierde o llega a manos equivocadas (corrupción política), pero si el país donante -o los países, en su caso- deciden intervenir para asegurarse de la que la inversión de su dinero llegue a buenas manos, es lo que consideras "intervencionismo" o, lo que es lo mismo, una nueva forma de colonialismo.

Yo no lo veo tan así. Porque imagina que decides donar parte de tus bienes a fines benéficos. A mí, al menos, me gustaría corroborar que, en efecto, el dinero que he donado realmente se haya destinado a esa causa y no haya servido de tapadera de algo más grande.

En fin, que no impondría condiciones, pero sí que me gustaría que hubiese cierto organismo neutral a ambas partes (un tercer Estado o una ONG, o lo que fuese) que se cerciorara de que la gestión ha sido exitosa y que ninguna de las dos partes sale beneficiada a costa de la otra. Lo que realmente importa es que ese dinero llegue a la educación.

Ensada dijo...

Evidementemente intento promover lo que está de acuerdo con mis ideas: yo a los curas no los puedo ver ni en pintura, es lógico que intente apartar al personal de ellos. Otros promueven misiones en la selva, donde a la vez que se les da un barniz cultural, se les meten en la cabeza tonterías manipuladas para que adquieran una dependencia religiosa. Lo que no resulta muy difícil ya que de por sí creen en un montón de supersticiones animistas.

La educación laica debería ser el punto de partida de cualquier relación humanitaria con estos lugares y después la médica, la alimenticia, etc. O a la vez, pero siempre supeditando a que la correcta educación de las generaciones venideras los eduque en criterios de respeto, convivencia, dialogo, etc. Ninguna de las religiones hace esto, sino que los aparta hacia su bando y niega a los otros, exactamente igual que hacen los señores de la guerra o los traficantes de drogas. Se fomenta el enfrentamiento y la diferencia en vez de de la igualdad y la tolerancia mutua, pocos cestos se pueden hacer con esos mimbres.

RTB612 dijo...

Ensada, me parece legítimo que quieras promover tus ideas. Lo que no me gusta es que lo disfraces de ayuda a los más necesitados. Porque eso sí, es a todas luces una forma de colonialismo. Nada tiene que ver con lo que dice Góngora acerca de la necesidad de corroborar que nadie se robe la ayuda enviada.

Luego te contradices al afirmar que lo que importa es promover la tolerancia pero a los curas no los puedes ver ni en pintura, y que a esa gente a la que dices querer ayudar son unos primitivos supersticiosos y animistas (de nuevo, colonialismo puro y duro). Me recuerdas a esta estatua: http://4.bp.blogspot.com/_V9n10xlp7vM/S0JTyd8W1iI/AAAAAAAAAW0/Dzz0d3W8bnI/s1600-h/PC010420.JPG

Me permito citarte: fomentas "el enfrentamiento y la diferencia en vez de de la igualdad y la tolerancia mutua." Los prejuicios que tienes contra los religiosos, esas generalizaciones tan groseras, no te hacen mejor que alguien que sostiene prejuicios contra cualquier otro colectivo. Y te lo dice alguien que no es precisamente el mayor amante de la Santa Madre Iglesia.

Ensada dijo...

Piiip, error. Yo no despotrico contra la Santa Madre Iglesia, despotrico por igual contra todas las religiones, incluidas la animistas. Puedes llamarlo como gustes, pero los hechos son tozudos, colonialismo si te place, aunque el colonialismo siempre se distinguió por esquilmar las materias primas del país colonizado y no veo yo que en Haití haya mucho de eso, a no ser que descubran petróleo mañana.

El caso es que esta ayuda/colonialismo a estos países necesitados existe y ya que lo hace es mejor dirigirla en la dirección correcta, desde mi muy modesto punto de vista. La otra opción es dejarlos a su aire. Mucha opción no veo que sea esta.

Y yo tengo mis filias y mis fobias, soy totalmente tolerante con las religiones, nunca verás que yo le diga a nadie que la suya es buena o mala, que la siga o que apostate, a mi me da igual. Yo no lucho contra las personas y su libertad individual, lucho contra las instituciones que considero perjudiciales y la iglesia y la religión son muy malas para el desarrollo humano. Cualquier iglesia, no es mejor la católica que la protestante; los sunnies que los chiies; los judíos que los que los zoroastristas, que los induhistas, que los adoradores de la Pacha Mama, que, que, que...

RTB612 dijo...

Pues que quieres que te diga, eso de aprovechar una desgracia tan espantosa como la de Haití, para despotricar contra aquellos que te caen mal y decir que eso es ayudar a los más necesitados, no me parece muy loable. En el fondo es la misma actitud que la de aquel cura que dijo que la causa del terremoto fue un pacto de los haitianos con Satán. También él se toma de esa situación tan horrible para fomentar su ideología.

Ensada dijo...

Sin comparación. El subnormal de obispo vasco que soltó esa parida está tan alejado de la realidad y tan mediatizado por sus supersticiones que no podía hacer otra cosa. A fin de cuentas, para la religión católica este es un valle de lágrimas y hemos venido aquí para sufrir. Para sufrir los pobres, ya se encargan ellos de que la jerarquía eclesiástica y los ricos que tanto apoyan no sufran nada.

Y no estoy hablando de haití, aunque también, estoy hablando en general de todos estos países del tercer mundo a los que muy solidariamente apoyamos, los españoles muy por encima de la media. Porque desgracias en estos países suceden todos los días, pero no salen en el telediario, date un somero repaso a los teletipos de agencias, si tienes acceso a ellos y leerás unas cuantas, que luego no son portada en ningún lado. No necesito excusa para despotricar contra nadie y si la necesitará, tengo a mi disposición cantidad de ejemplos que no son Haití ni Somalia.

RTB612 dijo...

Ni tú ni el cura necesitan el terremoto de Haití para decir tonterías o destilar odio. Estoy seguro de que el cura también habrá dicho disparates antes y los seguirá diciendo después. Pero aprovechar una ocasión así para hacerlo choca mucho más, ni siquiera ante una desgracia de semejante magnitud pueden frenarse, todo está permitido por la causa. Si su creencia o la tuya son verdaderas o falsas, resulta totalmente irrelevante.

Ensada dijo...

¿Que causa?