domingo, 3 de enero de 2010

Otra de santos

Otra de santos y mártires. Ahora resulta que en pleno siglo XXI, cuando presumimos de tecnología y avances científicos, salen cosas como estas. Sí, señores, habéis leído bien: blasfemar en Irlanda ahora puede salirte caro, hasta una multa por la módica suma de 25.000 euros, casi nada, vamos...

Luego nos quejamos de que si el islam esto o el budismo aquello. Disculpad la sinceridad pero creo que me resulta exagerado, inconcebible y extralimitado que se acalle el derecho de uno mismo a expresarse como le venga en gana sobre ciertos credos. Y ojo, no estoy haciendo una apología del ateísmo (no soy ateo), pero simplemente no concibo que alguien a estas alturas pueda sancionarte por algo así en un país que tenía entendido era pionero en muchas cosas. Ya había escuchado, no hace mucho, sobre el escándalo sexual que envolvía a determinado sector de la religión católica en el Eire. ¿Guardará relación con esta nueva ley o ya es ser muy malpensado? ¿Sigue la Iglesia metiendo sus narices en asuntos de Estado? ¿Qué nos depara de aquí a unos años? ¿Es un retroceso a los tiempos de la Inquisición que ahora tanto achacamos a los países de Oriente?

En fin, ver para creer...

2 comentarios:

Ensada dijo...

¿En Irlanda nada más? En los USA la cosa ya está en el punto de tener que avisar a los monaguillos que cuidado con los curas

http://www.publico.es/espana/024930/comic/advierte/curas/pederastas

Y en EsssssssPAÑA que te voy a contar.

Góngora dijo...

Pues sí, lo triste es que vamos de mal en peor..., qué asco de sociedad por Diossss (ups, espero no haber blasfemado, XD)