jueves, 11 de febrero de 2010

Banca


Nuestros queridos y nunca bien ponderados bancos están haciendo balance. Después de ver los resultados que presentan, con beneficios millonarios en mitad de la crisis, uno no puede dejar de preguntarse en qué mundo vivimos y de dónde sacamos esta paciencia a prueba de bombas que exhibimos.

Los bancos, tanto los españoles como los de otros países, son los directamente responsables de la actual crisis que vivimos. Créditos salvajes a cualquiera, todos conocemos a chavales de 20 años comprando piso y Audi A3, actualmente embargados.

Especulación financiera, cuánto daño hizo Madoff y Cia. entre los corrillos de ricos, que miraban por encima del hombro al común de los mortales con su superioridad en facilidad de inversión y altos intereses, que teóricamente se repartían entre ellos y los demás a mirar, aunque al final se vieron atrapados en una pirámide, estafa más antigua que el propio dinero.

Malversación de fondos, qué otra cosa se puede pensar de los créditos a empresas de amiguetes que luego no fueron devueltos, ni se devolverán.

Prejubilaciones a los 55 años a sus empleados, para que sus pensiones fueran soportadas por el Estado, es decir, por todos; mientras presentaban beneficios aún más altos que los que presentan ahora.

Apoyo descarado a las empresas que conformaron la burbuja inmobiliaria, con sobretasas de los pisos que hipotecaban, qué problema hay, caballero, si el piso vale 10 millones y se lo venden por 20, nosotros no tenemos ningún problema en tasárselo por 30 para darle dinero hasta para cubrir los gastos del notario y unas vacaciones en Canarias. Ahora los pisos han vuelto a valer 10, pero el personal está hipotecado por 30, no encuentran a quien venderlo y el sueldo de las familias no pasa de los 2.000 euros, todos los miembros incluidos, mientras que la letra del pisito que no tenías problemas para hipotecar ya alcanza los 1.500.

Y así estamos todos, viendo como unas empresas particulares se forran a nuestra costa y la crisis sólo la soportamos los de siempre. ¿Particulares? Según como se mire. Porque estos usureros que nos desangran son sociedades por acciones, cuyos principales accionistas y controladores directos de la susodicha sociedad, no tienen por encima del 4% del valor de las acciones. Es decir, Botín & Cia. no son en realidad los dueños de las empresas con las que especulan, sino únicamente sus principales accionistas, ya veis con que ínfimo porcentaje. A los demás accionistas una caja de bombones en la Junta General y tirando millas.

En fin, que estando en el poder un partido que se llama socialista, debería hacer honor al nombre y, de todas las cosas dignas de ser socializadas, que las hay y a patadas, los bancos son los primeros que debería socializar.

La banca está conformada con el dinero de todos, sus accionistas somos todos, sus pérdidas son enjuagadas por todos, sus empleados son jubilados con nuestro dinero, sus planes de salvación son soportados por todos, sus indemnizaciones millonarias y jubilaciones de ejecutivos, son igualmente costeadas por todos. Pero los beneficios son repartidos por unos pocos, y entre ellos nada más, mientras que el Estado (todos) no ve un duro de ellos.

Siempre he desconfiado del Estado, no veo nada bueno en él, pero en este caso lo que veo es una sangría continuada al erario público, hacer que cese y nacionalizar la banca sería lo que un gobierno socialista debería hacer, con dos cojones.

Nacionalicemos la banca, estudiemos los créditos concedidos por ella para adaptarlos a los tiempos que corren, eliminando de paso los vergonzosos sueldos autoconcedidos a sus ejecutivos y hagamos que el dinero de todos revierta en beneficio de todos. Así podríamos, entre otras cosas, prestar dinero a quien de verdad lo necesita y que actualmente no reciben un euro: la pequeña y mediana empresa y los autónomos, que son los que dan el 80% de los puestos de trabajo y que actualmente se ven abocados a cerrar al habérseles cortado todos los grifos crediticios, ya que nadie les apoya en lo más mínimo. El apoyo a estos colectivos, que soportan la mayor parte de la economía del país, es lo que hará que salgamos de la crisis. Si además lo sumamos con un decidido apoyo por parte de esta banca estatal al I+D+i, podríamos poner la base para salir de esta crisis y evitar una futura. El apoyo a los grandes bancos y cajas lo único que logrará será que estos salgan de la crisis, pero los españolitos de a pie sigamos instalada en ella. Acabemos con quienes nos desangran y hagamos que el Estado haga lo que en teoría dice hacer: el mayor bien para la mayor parte.

Y si tuvieran el valor de hacer esto, no deberían preocuparse de los resultados de las elecciones. Con el cariño que todos le tenemos a la banca, en las próximas arrasarían.

2 comentarios:

Eric dijo...

Amigo Ensada, ojalá estuviera en nuestra mano hacer semejante revolución. No eres al primero que oigo sugerir una nacionalización masiva de la banca, puedes estar seguro de que mucha gente se está percatando ya de que el núcleo de esto son los bancos, no las demás empresas, no los gobiernos, no los usuarios, ninguno de ellos ha provocado esta crisis más que la propia avaricia del banquero. Yo no soy socialista ni del pp, soy práctico, y creo que una de las cosas que más bien neto harían a la sociedad, es precisamente esa que dices. Por desgracia, no hay ningún partido grande que los tenga suficientemente bien puestos para atreverse a hacerlo (aunque me consta haberlo oido de partidos de ambos extremos políticos)

¿Para cuándo una revolución?

Ensada dijo...

Pos no lo sé, manito, cuando digan Emiliano y Pancho XD

En realidad desconfío de las revoluciones un mucho, el 99% de las veces solo sirven para que todo siga igual, pero con otros collares. Lo que de verdad pienso es que será internet el que logre la revolución pendiente.

Es posible que estemos haciendo historia entre todos, que ilu XD, bueno, yo no, yo solo me dedico a purgar la mala sangre que me entra a diario :D