lunes, 12 de abril de 2010

Diccioarmario 7

Alabar: vamos a tomar algo.

Antananarive
: capital vacilona.

Año: cordero que pasa a toda prisa.

Baranda: a tomar unos albariños. ¿Hoy todas las definiciones son iguales o que? O que.

Cascabel: sobrenombre de Caín.

Cenáculo: casi me voy a ahorrar la definición. Sabréis disculparme.

Ciencias políticas: ¿ciencias? ¿Políticas?

Cocodrilo: animal de marca. Un nivel.

Críptico: yo mismo. O cualquier otro.

Dictadura: sistema de gobierno donde todo lo que no está prohibido, es obligatorio.

Egipto: país cuyos antiguos dioses me vienen muy bien para estas paridas. Viva Thot.

Fantasma
: refresco de mala respiración.

Femoral: arteria religiosa.

Francia: excelente país en todos los conceptos, excepto por sus aborígenes.

Herrar: equivocarse al poner la h al horse.

Hijo
: trozo de corazón ambulante.

Hormigón armado: macho de la hormiga con pistola. Un peligro.

Iglesia católica: último refugio de los pederastas.

Lumbrera: fuego sagrado encendido ante el dios egipcio.

Ministerio: premio de consolación político.

Memoria histórica:
1ª la que tenían mis abuelas recordando a sus maridos.
2ª la que tengo yo recordando a sus asesinos.

Montera: terreno indeciso entre bosque y labradío.

Mora: falta de pago de las frutas silvestres magrebíes.

Paliza: timbre del estado, genéricamente correcto, que nos meten a golpes.

Panfleto: embarque de harina cocida.

París: la ciudad de la luz... artificial, porque siempre llueve.

Parlamento: la propia palabra lo dice, hablan y mienten.

Parranda: vid viajera.

Porra: hembra del porro de peor uso.

Porro: macho de la porra que siempre está ciego.

Protesto: a favor del cabezo.

Ramón: simbiosis de dioses egipcios.

Reposo: estado imposible de la materia. Pero eso si, muy tranquilo.

Resistencia francesa: grupos de soldados republicanos españoles, bajo mando inglés, que hicieron guerra de guerrillas en la Francia ocupada. Curiosamente, en Francia nadie se acuerda de ellos.

Santiago de Compostela
: ciudad gallega que si en algo se parece a París es en que siempre llueve.

Silbido: dos notas en el mismo afluente.

Silenció: verdaderamente el hilo remó hacia atrás.

Simio: de verdad que es de mi propiedad. Con pareado y todo.

Teléfono: instrumento creado para tenernos permanentemente controlados.

Trabajo: inútil esperanza de los españoles.

Tremolina: Antonio, Ángela y Miguel.

Turbante: en primer lugar la masa desmadrada.

Voltio: unidad de medida de la corriente eléctrica que siempre está de parranda.

No hay comentarios: