lunes, 10 de mayo de 2010

Encuentro prefundacional de Wikimedia España

Cortesía de Montgomery.

El pasado sábado 8 de mayo tuvo lugar en el Colegio Mayor Isabel de España, en Madrid, el encuentro prefundacional del que aspira a convertirse en un capítulo local de la Fundación Wikimedia en territorio español.

En primer lugar, quisiera expresar mi agradecimiento a todos aquellos que confiaron en mí para formar parte - junto a otras siete personas - de esta Junta Directiva Inicial (en adelante, JDi). Dicho esto, me sobran palabras de gratitud para con todos los presentes, que organizaron el encuentro teniendo en cuenta mi paso por Madrid y las posibilidades de la mayoría de los asistentes. También extiendo un fortísimo abrazo a todos mis compañeros, con quienes pasé una tarde fenomenal, llena de anécdotas, donde compartimos inquietudes, intereses y objetivos a cumplir.

En líneas generales, la idea era conocernos (los que aún no habíamos tenido el placer de cruzarnos personalmente) y de proponer objetivos, así como clarificar dudas. También hubo una interesante propuesta de trabajo, planes de futuro, lo que esperamos de Wikimedia España, qué caminos queremos seguir, etcétera. Como la crónica de los hechos la podéis encontrar en Meta, no me extenderé de forma innecesaria aquí.

Sin embargo, sí diré que el viernes 7 quedé con tres compañeros (Millars, Résped y Felipealvarez) y fuimos a cenar y luego a por unas cañas. Lo pasamos bien y creo que, exceptuando alguna cosa, el tema central de nuestra conversación giró en torno a wikipedia (¡qué originales! XD). Con los dos primeros, quedamos para el sábado temprano en ir a coger el metro a Callao y desde allí, transbordo mediante, llegar a la Ciudad Universitaria, donde a pocos metros nos aguardaban Lucien, Gustavocarra, Raystorm, Marctaltor, Pablo Machón y Antonio Tortosa, entre otros. Poco después, cuando nos encontrábamos con los preparativos en la sala del encuentro (¡Gracias, Morza!), llegaron Monty, Lourdes, Jem, Rastrojo, Barcex y Feliciano. Además, contamos con la presencia de muchos otros miembros que en todo momento mostraron su interés activo en el proyecto y cuya participación fue igualmente importante. De especial interés fue la de Cruccone y la de Barcex, cuya experiencia en el ChapCom resultó muy ilustradora.

Presidente y vicepresidenta de la JDi brindaron un discurso inicial. Lucien presentó unas diapositivas donde se propusieron una serie de ideas a seguir. Raystorm habló sobre la situación en Bristol y del encuentro con miembros de Wikimedia Argentina. Luego, cada uno de los miembros de la JDi procedimos a presentarnos brevemente ante el resto de los allí presentes. Hubo también seguimiento virtual de parte de aquellas personas que no pudieron asistir. Se discutió del tema de los estatutos, Feliciano ofició de moderador, Antonio iba tomando nota de lo dicho, y Pablo puso sobre la mesa diferentes posibilidades de colaboración con el mundo del software. Yo presenté mi plan de trabajo de cara a las Relaciones Públicas y el contacto con la prensa. Más adelante, hubo un turno de preguntas y respuestas. Al término, fuimos a almorzar a la cafetería del Colegio Mayor.

Nada más volver, comenté sobre mi situación como miembro de la asociación Amical, de forma personal, expresando mis inquietudes e impresiones sobre la relación con WM-ES. Tras responder a una serie de preguntas, me despedí de los compañeros y fijé rumbo a Atocha, para no perder el AVE de regreso a casa, que salía a las 19.30 horas. Tengo entendido que tras mi partida, Gustavocarra presentó planes de trabajo con el ámbito académico y que se propuso una votación para aprobar el envío de los estatutos al ChapCom, en California.

El balance que hago es positivo. Creo que se avanzó bastante y que, llegado este punto de no retorno, podemos sentirnos orgullosos del trabajo que todos hemos ido labrando en equipo. Es mi deseo que todo esto prospere y que pronto veamos recompensadas tantas horas de esfuerzo.

2 comentarios:

Ensada dijo...

Lo pasáistes pipa, por lo que se ve, alguien podía ponerle nombre a la gente.

Góngora dijo...

Pues sí, la verdad que fue bastante bien. Me llevo un grato recuerdo tras haber conocido en carne y hueso a viejos compañeros y haberme reencontrado con otros tantos. ¡A ver cuando coincidimos tú y yo Ensada! Saludiños, :))