miércoles, 12 de mayo de 2010

Impaciencia

Tres días. Tres días con sus tres noches tirado en este pueblo de mala muerte, esperando la maldita pieza que necesitan en el mugriento taller para poder arreglar el coche. Y a saber como lo dejan, no creo que en este pueblucho hayan visto nunca un coche como el mío. Da igual, mientras que ande, me conformo. Con tal de salir de aquí ya me basta, cuando llegue a la ciudad ya lo llevaré al concesionario para que me revisen la chapuza que este presunto mecánico le está haciendo al coche. Porque ya estoy harto de estar aquí, del hotel asqueroso donde soy el único huésped, del bar cutre donde como la bazofia que iban a dar a los cerdos y que vieron la oportunidad de colocar al forastero. De los días perdidos dando vueltas por las cuatro calles que componen toda la población. De las miradas desconfiadas de la gente. Del inexistente paisaje de tierras rojizas sin una sola planta.

Tenía que haber llamado a una grúa y haberme largado de aquí en el primer momento. Salir huyendo de este lugar, donde todos los pueblerinos se limitan a vegetar, esperando a la muerte, que para ellos debe ser un alivio. Porque solo deben haber quedado los que no tuvieron valor o fuerzas suficientes para escapar del tedio perezoso de la vida en estos lugares. Pero por fin ya ha llegado. El mecánico la está montando en este momento, no me pasan las horas esperando que me lo den de una vez. No he podido dormir, envuelto en el calor asfixiante de la noche, desvelado por el constante chirrido de las cigarras, que no se como son capaces de sobrevivir en estos yermos. Pero no importa, ya está arreglado, ya puedo marcharme. El hotel está pagado, la maleta cargada, le pago la factura al timador este y no vuelvo a pasar por aquí en mi vida. Vaya lugar miserable. No regreso ni muerto.


.-Noticias en Radio Nacional de España. Una persona ha perecido hoy en el término municipal de Matalascañas, al salirse con su vehículo de la calzada e impactar contra un muro. El exceso de velocidad y un despiste del conductor fueron las causas del accidente, según datos que nos comunica la Guardia Civil de Tráfico, que acudió al siniestro. Se da la circunstancia de que debería llevar por lo menos tres días fallecido, dado el escaso tráfico de la carretera y a que el turismo quedó oculto a la vista por el derrumbe de la pared contra la que chocó. Con esta, son ya más de...

No hay comentarios: