miércoles, 9 de junio de 2010

Sarpullido

.-Me he levantado mala, ¿sabes?, hace ya un algún tiempo que no me encuentro bien. He ido al médico y me ha detectado un sarpullido que yo ya había notado, pero al que no había dado mayor importancia. Pero como se ha ido extendiendo, al final no me ha quedado más remedio que acudir al galeno. Resulta que me dice que es una infección de la piel producida por unos agentes patógenos propios de su flora particular, pero que se han desarrollado de más. Y como son de la fauna propia de mi cuerpo, son difíciles de eliminar sin matar de paso a los bichitos buenos. Me mandó un tratamiento zonal de radiaciones, que los elimino estupendamente donde me lo daban, pero lo que te decía, también mataba a los demás, así que no me compensaba. Y es que me tienen en un sin vivir, mira que me dicen que no me rasque, pero hay veces que no lo puedo evitar. Y claro, luego se me irrita de una forma que para qué. Así que ya me ves luego soplando para aliviarme, como si fuera tonta. Otras veces les echo agua y me calma el picor un rato, pero enseguida vuelve y ya estamos otra vez con el puñetero prurito. Te juro que a veces me dan estremecimientos de lo que me pica, me estoy volviendo loca. Ahora me dicen que unos baños solares me podían venir bien, como si fuera psoriasis, pero ya estoy tomándolos y nada. Tengo que hablar con Venus y Mercurio para que me dejen acercarme un poquito más, pero ya sabes como son de tercos, no quieren variar su órbita. Si, escríbeme al correo, apunta LaTierra@...

No hay comentarios: